Senadora Estatal Leticia Van De Putte, Distrito 26

Comunicado de prensa
De difusión inmediata

Julio 1º, 2008
Contacto: Tiffany Champion, (210) 733-6604

BOLETIN INFORMATIVO

Queridos amigos:

Espero que este boletín los encuentre bien. Este es el número del 4 de julio, con especial enfoque en nuestros militares. Cercanos al Día de la Independencia, no hay mejor momento que éste para demostrar nuestra gratitud hacia aquellos que luchan por preservar nuestra libertad.

Celebrando nuestra independencia
No conozco a nadie al que no le guste el 4 de julio. El Día de la Independencia es la festividad cívica más importante del año; y para muchos americanos implica reunión de familia, amigos y fuegos artificiales. Pero, por supuesto, el Día de la Independencia representa mucho más que eso.

Es mi más sincero deseo que este año dediquemos todos un momento para considerar el verdadero significado del Día de la Independencia, que rinde honor a la adopción de la Declaración de Independencia. El 4 de julio de 1776 nació nuestra democracia, al declarar nuestra independencia de Gran Bretaña. Pero la Declaración de Independencia es más que una hoja de papel. Es un símbolo de nuestra independencia y compromiso con nuestras metas, como nación. Es un recordatorio de nuestros antepasados, que lucharon para hacer posibles estos ideales y defendieron nuestra independencia.

El 4 de julio es un día para celebrar nuestras muy costosas libertades y reconocer nuestros valiosos derechos americanos. Thomas Jefferson dijo: “Cuando una forma de gobierno se convierte en destructora de estos fines –vida, libertad y búsqueda de la felicidad—la gente tiene derecho a alterarlo o abolirlo, e instituir un nuevo gobierno…”. Esta cita, tomada de la Declaración de Independencia, implica que América es realmente una tierra gobernada por el pueblo y para el pueblo. Como sabemos, muchos no son tan afortunados de vivir bajo los mismos ideales y libertades con los que los americanos somos bendecidos. Por esta razón, muchos buscan vivir en América para tener las oportunidades diarias que usted y yo damos por sentadas.

Al estar nuestra nación peleando en una guerra al terrorismo, el 4 de julio adquiere un significado aún más importante. Cuando nuestros hombres y mujeres militares están luchando por preservar nuestras libertades, debemos unirnos todos para recalcar la importancia y actual relevancia de rendir tributo a nuestra nación. Este 4 de julio, celebremos nuestra independencia de la manera que nos guste, pero les pido a todos hagan un momento de silencio y reflexión para apreciar nuestro país.

Jubilados y veteranos discapacitados todavía pueden solicitar pago de estímulo 2008
Aunque ya ha pasado el 15 de abril, el Servicio de Ingresos Internos (IRS) advierte a jubilados, veteranos discapacitados y otros que normalmente no declaran ingresos para impuestos, que todavía hay tiempo para presentar un formulario del 2007 para recibir un pago de estímulo económico.

Aquellos que no tienen que hacer la declaración de impuestos, pero tienen por lo menos $3,000 en determinados ingresos, deberían llenar un simple formulario 1040A. Los ingresos que califican incluyen toda combinación de ingresos ganados, pago no gravado por combate, así como ciertos pagos de Seguridad Social, Asuntos de Veteranos y Jubilación de Ferrocarriles. Pero hay que llenar la declaración para el 15 de octubre si desea recibir un pago por estímulo económico este año.

Para declarar electrónicamente, puede usar el Free File – Economic Stimulus Payment disponible en www.irs.gov. Este sistema provee un programa gratis y el llenado electrónico gratis del formulario 1040A, y está accesible hasta el 15 de abril. También puede llamar al 1-800-906-9887 para mayor información.

Mejorar la educación para nuestros veteranos
Me place anunciar que la semana pasada, el Subsecretario de Educación de EE.UU. Raymond Simon y el Subsecretario de Defensa de EE.UU. Gordon England anunciaron que firmarán un acuerdo formal para aunar los esfuerzos de sus respectivos departamentos en pro de mejorar la calidad de la educación y tratar los muy especiales desafíos enfrentados por estudiantes de familias de militares.

Como presidenta del Comité Senatorial de Asuntos de Veteranos e Instalaciones Militares en Texas, aplaudo los esfuerzos de nuestro gobierno federal por mejorar el sistema educativo de nuestras familias de militares. Sin embargo, la mayor parte de las necesidades educativas de los hijos de militares deben ser tratadas a nivel estatal.

Nuestras familias de militares enfrentan desafíos especiales con sus frecuentes traslados y despliegues; y nosotros debemos luchar por minimizar las dificultades que experimentan. El niño promedio de familia militar cambia entre seis y nueve veces de escuela entre jardín de infantes y 12º grado. Aunque las fuerzas armadas han progresado en la transición de su personal, el estado debe facilitar el proceso de transición de los niños de militares, asegurando que éstos no sean penalizados por prácticas administrativas rígidas y poco prácticas.

En la próxima sesión legislativa, promoveré legislación para trabajar con el Departamento de Defensa, el Centro Nacional para Compactos Interestatales y el Consejo de Gobiernos Estatales, con el objeto de crear un Compacto Interestatal que trate temas comunes a la transición educativa de nuestras familias de militares.

El programa de Compacto Interestatal trata de crear una política uniforme en todo distrito escolar, en los estados que optan por participar en el Compacto. Por lo tanto, si Texas decide adoptar el programa Compacto Interestatal, permitirá con esto un tratamiento uniforme a niños de militares que transfieren de un distrito escolar a otro, incluyendo en diferentes estados.

El servicio militar puede crear una miríada de desafíos para las familias, y nosotros debemos reducir el estrés creado. Ante la llegada del Día de la Independencia, éste es el mejor momento de demostrar nuestra gratitud hacia aquellos que luchan por preservar nuestra libertad. El ejército se esfuerza en demasía por apoyar nuestro país, y, al hacerlo, se sacrifican aquí en su hogar. Por lo tanto, los niños de nuestros militares merecen las mejores oportunidades que podamos darles a cambio.

No dude en comunicarse con mi oficina sobre cualquiera de los temas tratados aquí; y ¡que tengan un feliz y seguro 4 de julio!

Sinceramente,

Leticia Van de Putte

arriba