Senadora Estatal Leticia Van De Putte, Distrito 26

Comunicado de prensa
De difusión inmediata

Mayo 10, 2006
Contacto: Tiffany Hunt, (210) 733-6604

Senado aprueba medida de reducción del impuesto a la propiedad y educación pública por 31 a 0

Me alegra poder informarles del progreso logrado en la cuarta semana de la sesión legislativa especial sobre financiamiento a escuelas públicas. El Senado ha aprobado una versión enmendada de la propuesta HB 1.

Esta legislación definitivamente no es todo lo que yo esperaba, pero es un paso en la dirección correcta, y uno que en buena conciencia no podía dejar pasar. Una legislación que da a nuestros maestros un crítico aumento salarial, reduce los impuestos a la propiedad para las familias de Texas y sienta las bases para un financiamiento equitativo a las escuelas públicas, es el cimiento de una futura legislación que nos hará progresar en la dirección correcta.

La medida enmendada, que reduce los impuestos a la propiedad de distritos escolares, también incluye un aumento salarial a docentes de $2,000 anuales y una nueva asignación de $275 por estudiante de secundaria. La propuesta legislativa mejora la equidad en el financiamiento al distribuir fondos mediante un sistema de equivalencia, porque si vamos a requerir que los estudiantes de Texas aprueben el mismo examen estandarizado, debemos darle a todos los estudiantes de Texas los mismos recursos para hacerlo. Aún más, la medida dispone que los hijos de militares tengan acceso a clases de pre-kinder, permite el doble crédito para los graduados de secundaria, simplifica los planes de estudios desde la primaria hasta la universidad y autoriza un pago al rendimiento para escuelas con estudiantes en desventaja. Hubiera preferido una equidad financiera aún mayor, que los maestros hubieran obtenido el aumento total que merecen y haber podido proporcionar más fondos para nuestras escuelas públicas. Los maestros no están recibiendo lo que merecen, ni las escuelas de Texas están recibiendo lo que merecen, pero yo apoyo la medida porque es la única propuesta en esta sesión con alguna esperanza de lograr el progreso de las escuelas públicas.

Esta semana el Senado también aprobó la HB 5, una medida que aumentaría los impuestos a cigarrillos en un dólar por paquete, desfasado en dos años. Los fondos serían asignados a una mayor reducción del impuesto a la propiedad.

He luchado con mi decisión sobre si apoyar o no la medida. En las últimas sesiones legislativas, me uní a los que apoyaban una mayor recaudación de ingresos por medio de impuestos a cigarrillos, porque las propuestas de ese momento hubieran dedicado estos fondos adicionales a los programas de salud y servicios sociales afectados por el costo de enfermedades relativas al consumo de tabaco. Yo ofrecí una enmienda que hubiera dedicado el 45 por ciento del aumento de ingresos a esos programas de salud y servicios sociales, apartando un 50 por ciento para la reducción de impuestos a la propiedad y un 5 por ciento para programas de prevención y cese del tabaquismo. La enmienda reflejaba mi fuerte creencia de que hay que asignar más fondos a estos programas. Desafortunadamente, la enmienda fracasó.

Al final, decidí que no podía ignorar la cantidad de opiniones que recibí de grupos de padres y maestros, asociaciones de estudiantes, la Sociedad Americana del Cáncer y otros que se me unieron en la esperanza de que menos tejanos empiecen a fumar y más tejanos dejen de hacerlo, votando entonces a favor de la legislación.

Voy a seguir luchando en lo que queda de esta sesión especial para asegurar que la propuesta para educación pública aprobada hoy por el Senado sobreviva el resto del proceso legislativo, y lucharé en la sesión regular del próximo enero para terminar el trabajo que empezamos.

arriba