Senadora Estatal Leticia Van De Putte, Distrito 26

Comunicado de prensa
De difusión inmediata

Mayo 3, 2006
Contacto: Tiffany Hunt, (210) 733-6604

Los líderes estatales deben poner a los niños primero

Me gustaría informarles sobre el estado actual del debate legislativo para reformar el financiamiento a escuelas públicas.

La Cámara de Representantes ha aprobado cinco propuestas legislativas, las que modificarían la manera en que Texas paga por las escuelas públicas, y reducirían los impuestos a la propiedad agregando un impuesto a la empresa de mayor alcance. Las medidas incluyen la expansión del impuesto estatal a negocios y empresas, el uso de aproximadamente 2.4 billones de dólares del superávit del estado, aumento del impuesto a cigarrillos y modificación del impuesto a la compra de vehículos usados. La cámara baja también aprobó eliminar una condición que hubiera permitido a los distritos escolares ricos en propiedad no compartir sus ingresos del impuesto a la propiedad.

Las medidas fueron enviadas luego al Senado para su consideración. El Senado aprobó la expansión del impuesto a los negocios y el aumento en el impuesto de venta de vehículos usados. Aunque la legislación aprobada por la cámara baja fue un buen comienzo para hallar una solución al financiamiento de la educación, ésta no destinaría más fondos a nuestras escuelas públicas. Yo no puedo apoyar el usar una parte tan grande del superávit sin asegurar que los fondos para escuelas públicas sean equivalentes ni dar a los maestros un aumento significativo. Es fiscalmente irresponsable, y no cumple nuestra promesa a las familias de Texas de mejorar la educación pública.

Al momento de esta publicación, el Senado todavía está debatiendo medidas de educación para agregar a la propuesta de la Cámara de Representantes, pero, hasta ahora, las enmiendas sugeridas no son suficientes. Es hora de que los dirigentes estatales que aducen poner a los niños primero empiecen realmente a poner a los niños primero. Los legisladores no pueden afirmar haber mejorado nuestras escuelas públicas cuando vamos en camino de no ayudar a un solo niño a aprender una sola cosa mejor.

Si fuéramos serios en cuanto a mejorar la educación pública, crearíamos un sistema con un alto nivel de financiamiento equivalente. Si vamos a requerir a los niños de Texas que aprueben el mismo examen estandarizado, debemos darle a todos los niños de Texas los recursos para hacerlo. Si somos serios en cuanto a mejorar la educación pública, debemos asegurar el empleo y retención de los mejores maestros en la nación. Debemos darle a los maestros de Texas un aumento salarial significativo antes que perdamos a los mejores.

Aunque apoyo la reducción del impuesto a la propiedad, estoy de acuerdo con la gran mayoría de los tejanos en que la reducción del impuesto no puede hacerse a expensas de una buena educación para nuestros niños. No puedo comprometer este principio fundamental.

Sigo cautelosamente optimista de que esta sesión todavía podría crear un verdadero movimiento hacia la excelencia en la educación pública. Si lo hace, será porque el Senado pone a nuestras escuelas públicas primero.

arriba