COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
8 de octubre de 1999
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Los votantes podrían hacer que los empleados estatales sean compensados por servir en comisiones directivas

La Constitución de Texas de 1876 es única entre las constituciones de los 50 estados. Ha durado más de un siglo, ha sido enmendada 377 veces y es una de las más largas de la nación.

El 2 de noviembre los tejanos podrían alargarla aún más cuando se someten a votación las 17 enmiendas propuestas. Esta columna, la cuarta de mi serie para ayudar a los votantes a tomar decisiones informadas, se enfoca en proposiciones relativas a empleados y agencias estatales.

La Proposición 5 permitiría a empleados estatales recibir compensación por servir como miembros de la comisión directiva de un distrito escolar, ciudad, pueblo u otro distrito de gobierno local.

Actualmente, la Constitución de Texas permite a empleados estatales, o cualquier otra persona pagada con fondos estatales, servir en comisiones directivas locales siempre y cuando no reciban salario. La Proposición 5 permitiría a empleados estatales recibir el mismo pago que reciben otros miembros de la comisión, como también su pago como empleado estatal.

Los proponentes afirman que el derogar la prohibición de compensación incrementaría la cantidad de candidatos calificados para comisiones locales, con pocos o ningún conflicto de intereses.

Opositores reclaman que los contribuyentes esperan que los empleados estatales tengan un compromiso total con sus empleos estatales, y los cargos en comisiones directivas locales suelen consumir mucho tiempo.

La Proposición 8 y 10 dispondría que dos funcionarios estatales, el general auxiliar (adjutant general) y el comisionado de salud y servicios humanos (commissioner of health and human service), estén a disposición del gobernador. Bajo la presente ley, el general auxiliar y el comisionado de salud y servicios humanos son nombrados por el gobernador por términos de dos años. La enmienda propuesta permitiría al gobernador despedir al general auxiliar o al comisionado en cualquier momento.

Aquellos que aprueban la enmienda dicen que aseguraría mayor responsabilidad para ambos cargos. Aquellos que se oponen claman que ya existe una adecuada responsabilidad, porque estos términos expiran dos veces durante el término de cuatro años del gobernador.

La Proposición 14 autorizaría a la legislatura a disponer que ciertas juntas, comisiones u agencias estatales sean gobernadas por una junta con un número impar de tres o más miembros. Esta propuesta requiere que la mayoría de agencias estatales gobernadas por juntas cuyos miembros sirven períodos de seis años estén compuestas por un número impar de miembros.

Los proponentes aseguran que un número impar de miembros minimizaría los empates. Los opositores aducen que, debido a que rara vez están presentes todos los miembros de una junta, la razón de querer impedir el empate no es válida, y que la enmienda propuesta sería difícil de implementar porque requiere cambiar docenas de juntas.

La Proposición 16 dispone que ciertos condados deberán dividirse en un número específico de zonas electorales (precincts).

La Constitución de Texas establece tres categorías de condados. Aquellos con una población de menos de 18.000 deben tener de una a cuatro zonas. Condados con una población de entre 18.000 y 30.000 personas deben tener de dos a cinco zonas, y aquellos con población superior a las 30.000 personas deben tener de cuatro a ocho zonas.

La propuesta enmienda incrementa el número máximo de zonas de cinco a ocho para la segunda categoría de condados, y expande la población de 30.000 a 50.000 personas.

Aquellos que apoyan la enmienda argumentan que después del censo federal del año 2.000, algunos condados con incremento demográfico podrían ser reclasificados y requerirían la adición de zonas para la elección de jueces de paz y alguaciles adicionales. Esto podría crear una sobrecarga financiera para los condados. La enmienda daría más flexibilidad a condados pequeños al incrementar el número máximo de zonas electorales (precincts) que pueden crear.

Aquellos en contra dicen que los condados con aumento de población necesitan jueces de paz adicionales, y la propuesta enmienda permitiría a ciertos condados evitar el cubrir el aumento de demanda de servicios.

La columna de la próxima semana será la última en la serie sobre enmiendas constitucionales y se enfocará en las Proposiciones 9, 13, 16 y 17.

Top