COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Abril 13, 2012
Contacto: Cindy Brockwell - (210) 826-7800

Los carteles de la droga afectan la economía de Texas

El Comité Senatorial de Transportación y Seguridad Patria se reunió en Austin el jueves 12 de abril para recibir testimonio sobre el impacto que tiene la violencia y tráfico ilegal fronterizo en nuestra economía, incluyendo la violación a los derechos de propiedad en Texas.

Departamentos policiales, incluyendo el Departamento de Seguridad Pública (DPS) de Texas, guardabosques de Texas, fuerzas militares de Texas, el Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas, los Texas Rangers, la Patrulla Fronteriza, departamentos de sheriffs locales y departamentos locales de policía, junto a agencias federales, están trabajando juntos en la “Operation Border Star” (Operación Estrella Fronteriza), para combatir la creciente actividad criminal en ambos lados del límite internacional EE.UU.-México.

Los carteles de la droga transportan drogas y personas hacia el norte, y armas y efectivo hacia el sur.

El 11 de abril, DPS encargó el tercero de seis barcos patrulleros, parte de la nueva Unidad Táctica Marina que patrullará el canal intracostero y el Río Grande.

Estos barcos están equipados con múltiples armas automáticas, así como escudos balísticos y equipos de visión nocturna. Están financiados por los dólares de impuestos de tejanos y subsidios federales de seguridad patria.

Solo en el lago Falcon Lake, el valor de la propiedad confiscada suma $23.6 millones, incluyendo 257 barcos, 46 kilos de cocaína y casi 25,000 libras de marihuana.

El efectivo que sale de nuestra economía es asombroso. En 2010 y 2011, se confiscaron $51.7 millones en efectivo al intentar cruzar la frontera. Desde enero de este año, se han confiscado $8.5 millones. Imaginen cuánto dinero terminará en manos de los carteles.

Pero el impacto va más allá del dinero. Las prisiones condales son afectadas por una mayor cantidad de presos al hacerse los arrestos, igual que las oficinas de fiscales condales. Un nuevo programa permite a condados recuperar algo del gobierno federal, pero no todos los fondos que gastan en extranjeros involucrados en el comercio de la droga.

Desde 2010, agencias policiales involucradas en la “Operation Border Star” han participado en 2,065 persecuciones, muchas relativas al contrabando de drogas. Éstas incluyen persecuciones a alta velocidad cuando los sospechosos tratan de evadir arresto.

Los carteles se han vuelto más agresivos y usan ahora vehículos de bloqueo y seguimiento para proteger los cargamentos de droga.

El peor impacto, en mi opinión, es el humano. Los rancheros a lo largo de la frontera son amenazados cuando los traficantes de personas pasan por sus propiedades, a veces robando vehículos y equipos, y a veces dejando muertos que son hallados por los rancheros y la policía local debe encargarse de ellos.

Los carteles están reclutando jóvenes tejanos para que pasen la droga por la frontera. En octubre pasado, DPS detuvo a un niño de 12 años de edad en un condado fronterizo. Estaba conduciendo una camioneta robada que contenía 800 libras de marihuana.

Se han arrestado más de 25 jóvenes por tráfico de drogas en el pasado año en otro condado fronterizo.

Algunos funcionarios públicos de Texas han sido arrestados con cargos de corrupción, ya que a veces cooperan con los carteles solo para proteger a sus familias.

El comité hará recomendaciones a la Legislatura que se reúne el próximo enero. Aunque no vivimos en la frontera, estamos siendo afectados por esta guerra contra los carteles mexicanos.

arriba