COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Diciembre 21, 2011
Contacto: Cindy Brockwell - (210) 826-7800

Conducir responsablemente es clave para unas fiestas navideñas seguras

Las fiestas deberían ser un período alegre con la familia y amigos, pero muchas veces la celebración se convierte en eventos trágicos cuando los tejanos beben y no actúan responsablemente.

Entre el 20 de diciembre y el 1 de enero, el Departamento de Seguridad Pública (DPS) de Texas está haciendo un esfuerzo concentrado para mantener a los conductores de Texas y a sus pasajeros sanos y salvos.

Durante el mismo período el año pasado, la policía hizo 1,264 arrestos por DWI (conducción bajo estado de ebriedad). Los agentes también emitieron 17,436 multas por alta velocidad, manteniendo las carreteras de Texas seguras para todos.

Lo primero en toda lista de consejos para conducir con cuidado es esto: No beba y conduzca; designe un conductor.

Para alegrar a los conductores designados, el grupo Mothers Against Drunk Driving (Madres contra el conducir ebrio) está ofreciendo un cupón a conductores en su página electrónica que dice: "Frolic with Glee! Tonight, I'm DD" (http://www.madd.org/drunk-driving/give-the-gift-of-a-designated.html).

El año pasado Texas fue el estado 48º en un sistema de calificaciones basado en el porcentaje de muertes en tráfico por estado relacionadas con el conducir en estado de ebriedad. Solo dos estados, North Dakota y South Carolina, salieron peor que Texas.

Algunos condados en Texas, incluyendo el área de San Antonio, tienen ahora normas DWI de "no negación". En el Condado Bexar, conductores con sospecha de ebriedad que se niegan al test del aliento son sometidos a un examen de aliento obligatorio o a una muestra de sangre después que el agente obtiene la orden de cateo. Con el examen obligatorio, el índice de condena por DWI se espera aumente drásticamente.

Funcionarios del Condado Bexar señalan la norma como causa de la baja radical en el número de casos de asesinato por intoxicación. En los primeros nueve meses de 2009 y 2010, se presentaron 13 de estos casos. Este año, hasta octubre, solo se han presentado seis.

Como senador estatal, he promovido y votado por medidas que aumentan las penas por conducir en estado de ebriedad. La pena por una primer ofensa DWI es por delito Clase B, castigado con multa de hasta $2,000 y/o tres a 180 días en prisión más la suspensión de la licencia de conducir por 90 a 365 días.

Una segunda ofensa DWI dentro de los 10 años es un delito Clase B castigado con multa de hasta $4,000 y/o 30 días a un año de prisión, más la suspensión de la licencia de conducr desde 180 días a dos años.

Una tercer ofensa DWI implica una multa de $10,000 y/o prisión por dos a 10 años, y suspensión de la licencia de 180 días a dos años.

Una condena por DWI viajando con pasajero menor de 15 años implica crimen con prisión estatal.

Además de las multas, otros costos asociados a la condena por conducir ebrio podrían sumar hasta más de $10,000 por fianza, costos legales, apariciones en corte, clases ordenadas por la corte y aumento en el seguro automotor.

Muchas veces las fiestas se ven enturbiadas con noticias trágicas de seres queridos, o aún familias enteras, muertas en accidentes de tránsito al volver a casa de las vacaciones.

Por favor tengan una fiestas maravillosas, pero por seguridad de todos, no beban y conduzcan.

arriba