COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Junio 24, 2011
Contacto: Cindy Brockwell - (210) 826-7800

Financiamiento a educación pública y fondo de emergencias

Todos nosotros en la Legislatura de Texas sabíamos que tendríamos un déficit de presupuesto cuando arribamos a Austin en enero para la Sesión Regular 82º.

Basados en los arrolladores resultados de las elecciones del pasado noviembre, también sabíamos que teníamos una orden de vivir dentro de nuestros ingresos disponibles y reducir las dimensiones del gobierno estatal.

Como resultado, los comités presupuestarios trabajaron incansablemente para reducir los presupuestos de agencias estatales, revisándolos rubro por rubro y escuchando a los tejanos cuyas vidas se verían afectadas por los recortes.

Yo voté por el presupuesto que gasta $15.2 billones menos en 2012-2013 que en el período actual que termina el 31 de agosto del 2011.

Yo creo que la educación pública es la cosa más importante que hace el gobierno estatal. Así que, como resultado de esa creencia, cuando tuvimos la oportunidad el 25 de mayo durante la sesión regular de agregar $1.1 billón a la educación pública provenientes del fondo de emergencias durante el 2012-2013, yo apoyé esa asignación en la HB 4. Ese esfuerzo fracasó, sin embargo, con un voto de 14 a favor y 17 en contra.

Durante esta sesión especial, sin embargo, se tuvieron que considerar nuevamente medidas necesarias para el presupuesto, porque murieron al final de la Sesión Regular el 30 de mayo.

Nuevamente, el 3 de junio, yo apoyé una enmienda a la SB 2 en la cámara que contenía la asignación para el financiamiento a la educación. La enmienda hubiera asignado $1.1 billón del fondo de emergencias a escuelas públicas para el 2012-2013.

A mi juicio, reducir la educación pública en $4 billones menos de lo que esperaban los distritos escolares bajo fórmulas actuales de financiamiento a la educación es un perjuicio para estudiantes y maestros de Texas, especialmente cuando calculamos tener por lo menos $6.3 billones en el fondo de emergencias, y tal vez tanto como $8.9 billones, para usar durante crisis financieras.

La mayoría de los legisladores optaron por invalidar fórmulas existentes de financiamiento a la educación. En vez de eso, el financiamiento estatal para todo distrito escolar de Texas será recortado en un seis por ciento para el 2012. Este recorte del seis por ciento no permitirá a los distritos escolares mantenerse ante el anticipado crecimiento en la inscripción.

Algunos han llamado esto "la nueva norma".

Yo no voy a aceptar que recortes a la educación de este grado sean "la nueva norma". El Distrito Escolar Independiente del Noreste (NEISD) en el Condado Bexar, por ejemplo, planea recibir $28.4 millones menos en fondos estatales el próximo año en relación a lo que recibiría bajo la ley actual.

Como el personal representa la mayor parte de los presupuestos escolares, las escuelas tendrán que considerar reducciones de personal. NEISD está considerando eliminar 91 maestros, además de eliminar posiciones secretariales, administrativas y asistentes.

Yo hubiera preferido --y hubiera votado por no eliminar algunos programas de pre-jardín, clases de arte y música en primarias, y programas para estudiantes avanzados, que ahora se enfrentan a una posible eliminación.

Esperemos que la economía de la nación mejore, la recaudación de impuestos de ventas en Texas vuelva a su ritmo habitual y la actual situación financiera sea temporal.

arriba