COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Abril 8, 2011
Contacto: Cindy Brockwell - (210) 826-7800

Su Senado de Texas en funcionamiento

Hace bastante que no escribo sobre el proceso legislativo, así que es buen momento para hacer un resumen.

La Legislatura de Texas está integrada por el Senado (cámara alta) y la Cámara de Representantes (cámara baja). El movimiento de los proyectos de ley en la Legislatura está regulado por la Constitución de Texas y las reglas del Senado y la cámara baja, las que son diferentes.

Cuando se introduce una medida en el Senado, ésta recibe un número, y se conoce así como SB 382 (o el numero que sea). Las que se introducen en la Cámara de Representantes reciben la designación HB 451 (o el número que sea. Después, cada medida se asigna al comité apropiado en base al tema del que trate.

Una vez referida a comité, la medida recibe o no una audiencia. El presidente de determinado comité tiene poder de anular una medida simplemente no asignándole una audiencia. Por ejemplo, todas las medidas relativas al juego de apuestas están ahora paradas en el Comité Senatorial de Asuntos Estatales porque su presidente dice no tener los votos suficientes para aprobarlas en comité.

El proceso legislativo está diseñado intencionalmente para anular medidas en vez de facilitar su aprobación. Miles de medidas se introducen en cada sesión pero la gran mayoría no se convierte en ley.

Una vez que se le asigna una audiencia de comité a la medida, se la anuncia públicamente con antelación y el senador que auspicia la medida avisa a sus promotores que se presenten en Austin a dar su testimonio a favor de la medida. Recuerden que todo tejano tiene derecho a rendir testimonio a favor o en contra de medidas en la audiencia de comité de esa medida específica.

Las medidas aprobadas en el comité son listadas luego en el calendario diario del Senado, en el orden en que la Secretaria del Senado recibe el informe del comité.

El Senado, por tradición, pone una medida “bloqueante” primera en el calendario, la que nunca se considera. Toda medida listada en el calendario después de la “bloqueante” debe ser considerada “fuera de orden”. Presentar una medida a debate “fuera de orden (en el calendario)” ante la cámara senatorial requiere la aprobación de dos terceras partes de los senadores presentes.

Entonces, antes de incluir una medida en el Calendario de Intención –dando aviso público de que el senador intenta presentar la medida en la cámara del Senado y someterla a voto—el senador debe primero tener otros 20 senadores (2/3 del total) que permitan que la medida se reciba fuera de orden en el calendario. Si un senador no tiene el voto de 21 miembros, la medida podría quedar anulada en ese punto.

Una medida también queda anulada si el presidente del Senado (nuestro vicegobernador) se niega a reconocer a un senador para que presente esa medida. Eso suele pasar.

La Constitución de Texas requiere que una medida sea leída en “tres días”. La moción para suspender ese requisito constitucional debe ser aprobada por lo menos por las cuatro quintas partes de los miembros presentes. Aún así, el Senado vota rutinariamente por suspender la Constitución, y mi voto suele ser el único “nay” (no).

Mi punto de vista es que no existen circunstancias en la mayoría de las medidas que justifique el extraordinario acto de suspender un requisito de la Constitución de Texas.

Hablaré más sobre esto en la columna de la semana próxima. Hasta ese momento, puede encontrar el informe completo “Cómo se convierte en ley una medida” en http://www.hro.house.state.tx.us/pdf/focus/hwbill82.pdf (en inglés).

arriba