COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Febrero 18, 2011
Contacto: Cindy Brockwell - (210) 826-7800

Medida de ecografías: más intrusión del gobierno en la vida privada de la mujer

La propuesta SB 16, una medida que requeriría a mujeres --que ya han tomado la decisión increíblemente personal de hacerse un aborto--ver la imagen de la ecografía y escuchar los latidos fetales que podrían existir, es una intrusión injustificada en la vida privada de las mujeres.

Yo soy un conservador tradicional que cree que deberíamos sacarnos al gobierno de nuestros hombros y fuera de nuestras vidas privadas --y no hay nada más personal o privado para una mujer que la difícil decisión de terminar o no con un embarazo.

Como soy un hombre y jamás estaré embarazado ni tendré que tomar esa decisión, me siento incómodo con el hecho de que sean principalmente hombres lo que están insistiendo en crear leyes sobre lo que deben o no hacer las mujeres, cuando uno de los de mi sexo la dejó embarazada en primer lugar.

Personalmente, prefiero la adopción al aborto; soy tío de dos mujeres jóvenes cuyas madres, por separado y con años de distancia, las dieron en adopción a mi hermana, en vez de abortarlas. Amo a mis dos sobrinas tanto como si mi hermana les hubiera dado la vida. Son mi familia.

Pero no puedo, ni debería el gobierno intentar imponer mis convicciones morales o religiosas a todas las mujeres de Texas como ley estatal.

Una vez que una mujer, de acuerdo con su familia, su médico y su sacerdote ha decidido terminar su embarazo, yo creo que es inapropiado y excesivamente invasivo en su vida privada dictarle por ley lo que tiene que hacer en cuanto a ese procedimiento médico. Y yo no creo que su legislador estatal debería estar en ese comité de toma de decisiones.

Yo represento a casi un millón de tejanos en seis condados del centro y sur de Texas. De ese total, casi 400 se comunicaron conmigo sobre la medida de ecografías; más de 350 me pidieron que vote "no", y menos de 30 me pidió que vote a favor, y de esa cifra alrededor de la mitad eran hombres, gente que, debido a su género, jamás se verá afectada por la ley.

Está claro que las mujeres de Texas no están reclamando más información con la ecografía. De hecho, la arrolladora mayoría de mujeres del Distrito Senatorial 25 que se comunicaron conmigo me pidieron que el gobierno estatal no se meta en sus vidas privadas.

Y yo emití el voto contra la medida para hacer específicamente eso --para que el gobierno estatal no se entrometa en sus vidas privadas.

arriba