COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Octubre 1º, 2010
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Apoyo legislativo a los veteranos de Texas

Texas tiene una larga historia de apoyo a los hombres y mujeres que sirven en las fuerzas armadas.

Como uno de solo cinco senadores estatales de Texas que ha tenido participación activa en el servicio militar, yo creo que los hombres y mujeres que han luchado por nuestro país deberían poder volver a casa sabiendo que la atención médica que podrían necesitar es fácilmente accesible y más que adecuada.

El gobierno federal es principalmente responsable de la atención médica de veteranos --como los hogares de ancianos apoyados por el estado, servicios de salud mental y otra atención médica primaria y especializada. El número de veteranos que regresa a Texas después de servir en Irak y Afganistán está aumentando la demanda en servicios de salud.

El Vicegobernador David Dewhurst, un veterano de la Fuerza Aérea, respondió a las inquietudes de algunos veteranos de Texas sobre la falta de acceso a servicios médicos, creando un Comité Senatorial Selecto de Salud de Veteranos. Él encargó al comité revisar la situación de los servicios de salud para veteranos a nivel federal y estatal.

El Comité Senatorial Selecto de Salud de Veteranos, que yo presido, tuvo su primera audiencia el jueves 30 de septiembre en San Antonio. El comité recibió testimonio de veteranos y de proveedores de servicios médicos tanto militares como civiles.

Además de examinar los beneficios y servicios médicos para individuos, el Vicegobernador Dewhurst ordenó al comité indagar en la integración hecha por la Comisión de Cierre y Realineamiento de Bases (BRAC) entre el Centro Médico Wilford Hall y el Centro Médico Brooke del Ejercito, así como la subsiguiente creación del Centro Médico Militar de San Antonio (SAMMC).

Las funciones del comité se enfocan primeramente en los servicios individuales, mientras que el Comité Senatorial de Asuntos de Veteranos e Instalaciones Militares, en el que sirvo como vicepresidente, se encarga del efecto en comunidades producido por las instalaciones militares que están cerrando y aquellas que se están ampliando.

En una audiencia en El Paso en agosto, un testigo explicó que el último contingente del personal militar planea dejar la Base Brooks City en San Antonio para septiembre del próximo año, mientras que el Centro Médico Brooke del Ejército y el Fort Sam Houston se están ampliando. La expansión de instalaciones militares aumenta las demandas en viviendas, transporte y atención médica locales.

El aumento demográfico resultante de la expansión de instalaciones militares produce una mayor necesidad de nuevas carreteras en un momento en que el Departamento de Transportación de Texas no tiene dinero para construirlas. Cuando la Legislatura de Texas se reúna en enero, yo creo que los miembros deberemos hallar la manera de financiar las necesarias carreteras y caminos, no solo alrededor de instalaciones militares sino en todo el estado.

Los temas de calidad de vida para las familias de militares --como la interrupción de la escolaridad, custodia de los hijos, vivienda, salud y préstamos usureros--también se discutieron en la audiencia de El Paso.

Los miles de hombres y mujeres militares con base en Texas y los veteranos que consideran ésta su casa merecen el apoyo de la Legislatura y de todos los tejanos. Es su servicio el que ha mantenido a nuestra nación como “la tierra de los libres.”

arriba