COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Septiembre 17, 2010
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Los efectos de la recesión económica nacional llegan a Texas

Texas ha superado mejor que la mayoría de los estados esta recesión económica; sin embargo, el estado no ha salido ileso del todo, como le pueden decir aquellos que han perdido su trabajo.

El continuo abatimiento de la economía nacional ha afectado las fuentes de ingresos de Texas. Como resultado, la Legislatura de Texas se enfrentará a algunas duras decisiones presupuestarias cuando se reúna en enero del 2011.

En el Año Fiscal 2009, la recaudación de impuestos, incluyendo los de negocios, ventas, tabaco, alcohol, combustibles, producción de gas y petróleo, hotelería y otros, equivalió al 45 por ciento de los ingresos totales del estado, casi $38 billones.

Con excepción de los impuestos al tabaco, alcohol y servicios públicos, el porcentaje de ingresos de todos los impuestos restantes bajó más del ocho por ciento al compararse con el Año Fiscal 2008.

Los ingresos por impuestos de ventas, por ejemplo, bajaron casi un tres por ciento, mientras que los de venta y renta de vehículos bajaron un 22 por ciento. Los impuestos a la producción de petróleo fueron un 38 por ciento más bajos en 2009 que en 2008. Los impuestos a la producción del gas natural bajaron un 47 por ciento en el mismo período.

Otras fuentes de ingresos, como licencias, lotería, cargos, permisos, multas, intereses, inversiones, contribuciones a beneficios de empleados e ingresos por tierras también bajaron. Los ingresos por intereses, por ejemplo, fueron un 41 por ciento menores.

La lotería generó $1.5 billón en ingresos totales, un poco menos que en el 2008. Muchos de ustedes se han comunicado conmigo para preguntar: “Si la lotería iba a ser para la educación pública, ¿adónde está yendo ese dinero?”

Las ganancias de la Lotería de Texas se han asignado a la educación pública desde 1997, como resultado de una medida de la que soy autor junto a la Senadora Jane Nelson. Antes de 1997, las ganancias se depositaban en el Fondo de Ingresos Generales. La medida que creamos dispuso que el 100 por ciento de las ganancias netas de la lotería se asignen exclusivamente al Fondo Fundación Escolar, usado para servicios de educación pública de distritos escolares a nivel local.

Dedicar las ganancias de la lotería a la educación pública es lo que creo que querían los tejanos cuando aprobaron la lotería; sin embargo, las ganancias solo financian alrededor del uno por ciento de la cantidad presupuestada cada bienio para la educación pública.

Los fondos federales son la segunda mayor fuente de ingresos para el estado. Texas recibió $14 billones en estímulo federal para el año presupuestario 2009-2010. Como resultado, los ingresos recibidos del gobierno federal aumentaron un 17 por ciento en 2009, comparado con el 2008, sumando un 36 por ciento o casi $31 billones para el Año Fiscal 2009. Aún con el aumento en fondos federales, los ingresos por licencias y cargos, lotería, intereses e ingresos por inversiones, más otras fuentes, sumaron $46 billones en el Año Fiscal 2009, que es casi un dos por ciento menos que en 2008.

Todas las fuentes de ingresos en el Año Fiscal 2009 sumaron $84 billones, que representa un tres por ciento menos que en 2008. Para asegurar que Texas no tenga deudas, como lo requiere la Constitución del estado, las agencias estatales redujeron sus presupuestos un cinco por ciento y se le ha dicho a los administradores de agencias que hagan aún más recortes al calcular sus presupuestos 2011-2012.

No se equivoquen. A menos que la economía nacional empiece a recuperarse rápido, balancear el presupuesto 2011-2012 de Texas requerirá la habilidad de un malabarista.

arriba