COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Junio 4, 2010
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

La costas de Texas en el Golfo están limpias y en total funcionamiento

Hasta ahora, el derrame de petróleo que está causando estragos en el Golfo de México no ha tocado las más de 300 millas costeras de Texas.

Los estados al este de Texas están sufriendo un desastre tanto medioambiental como económico, al continuar el derrame petrolero de Deepwater Horizon frustrando esfuerzos para obstruir la corriente de crudo que se está derramando en el Golfo.

Aunque el pozo fuera de control está a más de 200 millas de la costa de Texas, agencias estatales responsables de proteger el medioambiente de nuestro estado están en alerta máxima.

La Oficina de Tierras Públicas (GLO) es la principal agencia para responder a derrames de petróleo crudo que entren, o amenacen entrar, a aguas costeras. Según Greg Pollock, director auxiliar de Prevención y Respuesta a Derrames de Petróleo de GLO, Tierras Públicas y la Guardia Costera de Estados Unidas están dando seguimiento a la situación y permanecerán en estado de alerta hasta que se resuelva esta crisis.

Aunque GLO es la agencia principal, otras también están dando seguimiento a la situación. El Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas está encargado de proteger los recursos pesqueros y naturales del estado, lo que incluye investigar la muerte de peces y todo tipo de contaminación que pueda causar la pérdida de peces y animales. Actualmente, nadie ha reportado haber visto aves u otros animales con señales de petróleo en las costas de Texas.

Distinto a las costas pantanosas de otros estados afectados por el derrame petrolero, las costas de Texas son mayormente de playas de arena, más fáciles de limpiar si llegaran masas de brea o alquitrán hasta la costa. El Auxiliar Pollock dijo que ha habido un leve movimiento del petróleo hacia el oeste, pero el pozo dañado está lo suficientemente lejos como para que el petróleo se diluya en masas de brea antes de tocar las costas.

Si el movimiento hacia el oeste continúa, GLO podría colocar barreras de atrape para detectar las masas de brea y cortinas de lodo para proteger lavajes y cortes a playa.

“Las masas de brea pueden limpiarse rápidamente comparado con las manchas de petróleo que están llegando a las costas de Louisiana y otros estados”, dijo Pollock.

El Departamento de Agricultura de Texas es otra agencia que está atenta al derrame. Como éste no ha afectado las aguas de Texas, el camarón o langostino y otros productos de mar cosechados en las costas del estado son seguros para comer.

En abril, el Departamento de Servicios Estatales de Salud cerró temporalmente la mayor parte de las costas de Texas a la pesca de ostras, almejas y mejillones debido al florecimiento de alga. Las aguas costeras se reabrieron y han permanecido abiertas desde que pasó el peligro.

GLO ha publicado un enlace a la última información sobre el derrame de petróleo y actividades de recuperación. Visite la página www.glo.state.tx.us (en inglés) y pulse luego en “Need Information Regarding Oil Spill and Response”.

A menos que la situación empeore significativamente, como un huracán que empuje el derrame de petróleo hacia Texas, el mayor problema para todo el que planee sus vacaciones de verano en las costas de Texas es asegurar la reserva.

arriba