COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Mayo 28, 2010
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Inmigrantes legales bienvenidos, ilegales no

Mucho antes de que el presidente anunciara que enviaría tropas de la Guardia Nacional a la frontera EE.UU-México y que la Legislatura de Arizona adoptara una política dura contra los inmigrantes ilegales, los legisladores de Texas y el Gobernador Rick Perry estaban uniéndose para aumentar la seguridad en la región fronteriza.

Soy consciente que las medidas sobre inmigración suelen provocar acalorados debate en la cámara senatorial y una avalancha de llamadas de constituyentes. Es un tema tan controversial y difícil de resolver que el gobierno federal, cuya responsabilidad es controlar las fronteras nacionales, todavía no ha presentado una medida de inmigración a pesar de repetidos intentos tanto de éste como del anterior gobierno.

Como miembro del Comité Senatorial de Transportación y Seguridad Patria, mis colegas del comité y yo estamos trabajando en dos temas candentes: inmigración y transportación. En una audiencia del comité en Amarillo el martes 8 de junio, recibiremos y consideraremos testimonio público invitado sobre cargos interinos relativos a transportación y seguridad patria.

En la audiencia, revisaremos la implementación de la medida HB 2086, que aprobamos durante la sesión legislativa regular del año pasado. Ésta es una medida colectiva que brinda nuevos instrumentos a agencias policiales locales y estatales para combatir la amenaza de bandas trasnacionales.

Aquellos actualizados con las noticias saben que las bandas trasnacionales son una creciente amenaza en la región fronteriza, donde, además de su lucha por las rutas del tráfico de drogas, están participando de tráfico de personas, secuestros, extorsión, robo y tráfico de armas.

Para tratar el creciente peligro que significan las bandas trasnacionales, el Gobernador Perry implementó una estrategia multi-jurisdiccional contra estas bandas, que la Legislatura apoyó al asignar $15.4 millones para operaciones. Hay más información sobre los esfuerzos de Texas para combatir las bandas que operan en el área fronteriza, en la página electrónica http://governor.state.tx.us/priorities/security/.

Aunque los legisladores de Texas apoyan medidas diseñadas para controlar la extensión de la violencia de estas bandas en el interior de Texas y a lo largo de la frontera, yo me temo que el consenso en inmigración será mucho más difícil de lograr. Por lo menos dos legisladores han anunciado su intención de presentar una medida de inmigración como la que la Legislatura de Arizona aprobó en abril.

La seguridad fronteriza y la inmigración ilegal serán seguramente dos de los temas principales que trataremos cuando se reúna la Legislatura de Texas en enero del 2011.

Cuando se presenten medidas relativas a estos temas en la cámara senatorial, yo votaré basado en mi creencia de que debería haber una puerta ancha para los inmigrantes legales y un muro alto para los ilegales. El estado debería, y debe, hacer todo lo que esté en su poder para proteger a los ciudadanos de la violencia, sea nacional o importada.

arriba