COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Marzo 5, 2010
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Enviar por correo el formulario del censo ahorra dólares de impuestos

El Bureau de Censos de Estados Unidos está haciendo el conteo este me y espera contar a la mayoría por correo.

Mandar de vuelta los formularios del Censo 2010 por correo nos ahorra dinero a todos. Al Bureau de Censos le cuesta 42 centavos recibir un formulario enviado en un sobre con estampilla, pero éste gastará $25 por persona cuando un trabajador del censo tenga que visitar el hogar de aquellos que no envían sus formularios por correo.

El Formulario del Censo 2010 consiste en 10 preguntas simples, como nombre, género, edad, fecha de nacimiento, raza, relación familiar y si usted es propietario o renta su vivienda. El censo no hace preguntas sobre situación legal de las personas ni números de Seguridad Social.

Hasta el 1º de abril, el Día del Censo, los tejanos se verán inundados de mensajes de los medios urgiéndoles responder y enviar los formularios del Censo 2010, pero el mensaje es tan importante que amerita ser repetido. Si Texas no obtiene un conteo completo, el estado sufrirá las consecuencias durante toda la próxima década.

Cada 10 años, las cifras del censo de población son usadas por los estados para rediseñar los límites de distritos electorales legislativos y del Congreso Nacional. El conteo deficiente podría costar a Texas una banca extra en el Congreso. Como Texas ha experimentado un índice de crecimiento demográfico de casi el doble que el del país entero, nuestro estado podría obtener tanto como cuatro bancas extras en el Congreso, sumando un total de 36, dando a Texas el segundo mayor número de bancas en el Congreso.

La población actual de Texas excede los 24 millones. Podría fácilmente sobrepasar los 25 millones este año, siendo los condados urbanos los que experimentan el mayor crecimiento.

Aunque saber el número de habitantes en Texas es importante, saber en qué área viven también es importante. La financiación federal a vialidad, escuelas, salud y una variedad de programas será determinada según los datos del censo. Aunque es difícil poner una cifra monetaria a lo que significaría un conteo deficiente en Texas, se estima que estaría entre $40 millones y $1 billón de dólares.

Además de lo crítico de las cifras del censo para la redistribución de distritos y el financiamiento, los números son también vitales para el desarrollo económico de Texas. Los datos del censo dan a negocios, consultorías e investigadores del mercado una información crucial cada década para estimaciones, proyecciones y pronósticos.

La Oficina de Desarrollo Económico usa los datos del censo para analizar y comparar lugares geográficos para compañías interesadas en mudarse o invertir en Texas. Información sobre tendencias del transporte laboral, oferta laboral disponible y población ayudan a empresarios y compañías establecidas a tomar decisiones sobre lugares y mercadeo.

Aunque el Bureau de Censos puede publicar cifras totales, no puede compartir las respuestas de las personas con nadie, ni con el IRS (Impuestos), FBI, Inmigración o policía. Las respuestas están protegidas por ley.

Cuando usted recibe el formulario por correo, por favor dedique 10 minutos a llenarlo y envíelo de vuelta por correo. Recuerde, cuando se trata de ser contado, cuente con el Correo de EE.UU.

arriba