COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Diciembre 30, 2009
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Un buen propósito para Año Nuevo

No es sorprendente que perder peso sea uno de los tres propósitos más frecuentes para el nuevo año.

El Centro Nacional de Estadísticas de Salud informa que el porcentaje de americanos definidos como obesos es ahora mayor al porcentaje de aquellos con exceso de peso: un 34 por ciento contra un poco menos de 33 por ciento. El índice de obesidad infantil en niños de entre seis y once años se ha más que duplicado en los pasados 28 años: de 6.5 por ciento en 1980 a más del 17 por ciento en 2008. En adolescentes entre 12 y 19 años, el índice se ha más que triplicado, aumentando de un 5 por ciento a casi el 18 por ciento.

En Texas, más del 40 por ciento de los jóvenes están excedidos de peso o son obesos y en riesgo de desarrollar enfermedades crónicas. Solo la mitad de los adolescentes participan regularmente de educación física, y un cuarto reporta no tener ningún tipo de educación física.

En niños de cinco a 10 años excedidos de peso, el 61 por ciento tiene uno o más factores de enfermedades cardiovasculares, y el 27 por ciento tiene dos o más. El 42 por ciento de los alumnos de cuarto grado en Texas son obesos, pasados de peso o en riesgo de sobrepeso. El 70 por ciento de los niños pasados de peso se convertirán en adultos con exceso.

Para ayudar a asegurar que la juventud de Texas esté en buenas condiciones físicas, la Legislatura 81º aprobó medidas el año pasado para reforzar las clases de educación física ofrecidas en escuelas públicas.

La medida SB 891 requiere que el programa de educación física obligatorio para escuelas públicas sea en secuencias y apropiado al desarrollo. La medida extiende los requisitos actuales para estudiantes de jardín de infantes hasta 5º grado, que participan en por lo menos 30 minutos de actividad física diaria, a los estudiantes de pre-jardín del día completo y, en lo que sea posible, a estudiantes de pre-jardín que asisten la mitad del turno.

Asegurar que el plan escolar de educación física progrese a través de los grados educará a los estudiantes sobre cómo llevar una vida sana y mantenerla al convertirse en adultos.

Aunque el ejercicio es parte esencial de un estilo de vida sano, la buena nutrición es también un componente crítico. La medida SB 282 autoriza al Departamento de Agricultura de Texas (TDA) a desarrollar un programa de alcance para promover programas de salud y nutrición y prevenir la obesidad entre los niños y jóvenes.

La página electrónica de TDA: www.agr.state.tx.us, tiene una sección de estilos de vida sanos, que incluye recursos para padres, escuelas, profesionales de nutrición infantil y los niños mismos. Los recursos para padres incluyen recetas para comidas sanas, actividades familiares nocturnas y ejercicios tanto para niños como adultos.

Aunque nosotros los legisladores estatales podemos aprobar medidas ordenando más clases de educación física, los padres son últimamente los responsables de la buena salud de sus hijos. La resolución de año nuevo de un niño o joven para perder peso irá camino al fracaso sin el apoyo de los padres.

Uno de los propósitos de Año Nuevo que un padre puede hacer es mostrar con su ejemplo los beneficios de llevar un estilo de vida sano.

arriba