COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Diciembre 11, 2009
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Los bancos de alimentos necesitan ayuda

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), casi 1,500,000 de niños en Texas se va a dormir con hambre.

USDA presentó recientemente estadísticas mostrando que Texas es el segundo estado con más hambre en el país, y el primero en cuanto al hambre infantil. En los tres años pasados, un promedio de 16.3 por ciento de hogares en Texas, ó uno en seis, ha pasado hambre.

Aunque estas cifras revelan un problema extendido que muchos tejanos podrían desconocer, son números que pueden olvidarse fácilmente. Si esos números se personalizan, les pueden romper el corazón.

Un niño llorando de hambre no es un número. Una anciana que debe elegir entre medicina y comida no es un número. Ni lo son víctimas de desastres naturales forzadas a recomenzar sus vidas después de que un huracán les destrozó la pasada. Ni lo es una madre soltera que trabaja, va a la escuela y cuida de su niño. Un veterano desamparado, una víctima del desempleo o una mujer discapacitada sin apoyo familiar no son sólo números. Son seres humanos con hambre que necesitan nuestra ayuda.

En el Distrito Senatorial 25, el Banco de Alimentos de San Antonio y el Banco de Alimentos Capitol Area están luchando contra el hambre y alimentando la esperanza a través de programas y distribución de alimentos, educación y defensa de víctimas.

El año pasado, la demanda en bancos de alimentos en Texas aumentó en un 30 por ciento. Muchos de estos tejanos recurrieron a bancos de alimentos por primera vez en su vida.

El Banco de Alimentos de San Antonio brinda servicios a 25,000 personas semanales. Ayuda a alimentar a gente en 16 condados de todo el sudoeste de Texas.

El Banco de Alimentos Capitol Area en Austin distribuyó más de 15 millones de libras de comida y otros productos a comedores comunitarios, almacenes gratuitos y refugios de desamparados en 21 condados de Texas centro. Eso representa un aumento del 60 por ciento en clientes desde el año pasado.

Los bancos de alimentos hacen más que distribuir comida. Brindan información sobre nutrición, y ayudan a familias a aprender cómo elegir alimentos saludables y baratos. Hay una huerta comunitaria en el Banco de Alimentos San Antonio, donde los clientes pueden aprender cómo cultivar sus propios alimentos.

Los tejanos que desean obtener otro tipo de satisfacción al regalar, deberían considerar una donación a un banco de alimentos. Cada dólar donado compra siete comidas ó 10 libras de alimentos ó $13 de productos de almacén.

Hay muchas maneras de ayudar. Las donaciones de alimentos siempre son bienvenidas. Se puede organizar una recolección de alimentos en su comunidad, negocio o escuela. El Banco de Alimentos Capitol Area ofrece a los donantes tarjetas de regalo y un catálogo virtual de regalos donde se puede elegir un programa determinado para recibir la donación.

Todos los bancos de alimentos necesitan voluntarios, especialmente en estas fiestas. Los voluntarios hacen de todo, desde acomodar latas hasta servir comida en un Café Infantil.

Hay más información sobre los bancos de alimento en sus páginas individuales: www.safoodbank.org y www.austinfoodbank.org.

Con su ayuda, podremos mover a Texas desde casi el lugar más alto en la lista de estados con hambre, hasta el más bajo, una estadística que debería dar orgullo a todos los tejanos.

arriba