COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Octubre 16, 2009
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Three more enmiendas

La Constitución de Texas con sus 456 enmiendas no es solo la ley suprema del estado, sino un registro histórico del trayecto de Texas durante sus 133 años –de un estado agrario escasamente poblado a uno industrializado con una población de más de 24 millones de habitantes.

El 3 de noviembre, los tejanos tendrán la oportunidad de votar por 11 enmiendas propuestas a la Constitución. Ya he hablado de las cinco primeras en columnas previas.

La Enmienda 6 autorizaría a la Junta de Tierras para Veteranos (VLB) a emitir bonos de obligaciones generales en cantidades iguales o menores a cifras previamente autorizadas.

En 1946, los votantes de Texas aprobaron una enmienda constitucional estableciendo VLB. La enmienda autorizaba a la Legislatura a permitir que VLB emitiera bonos por $25 millones para crear un fondo que el directorio podía usar para adquirir tierras y revenderlas a veteranos de la II Guerra Mundial en Texas. Desde 1946, los votantes de Texas han aprobado enmiendas constitucionales que dieron a VLB más autoridad de emisión de bonos para ser usados en el Programa de Tierras para Veteranos y el Programa de Asistencia en Viviendas a Veteranos.

La Enmienda 6 permitiría a VLB emitir y vender bonos de obligaciones generales sin tener que ir a la Legislatura para su aprobación, siempre que la cantidad de capital de los bonos sea igual o menor a la cifra de capital agregado de los bonos autorizada en previas enmiendas constitucionales.

Nadie se opuso a esta enmienda durante las audiencias de comités en el Senado y la Cámara de Representantes.

La Enmienda 7 es un ejemplo excelente de cómo la Constitución de Texas es una crónica de nuestra historia estatal. Actualmente, la Constitución de Texas prohíbe a una persona tener más de un cargo civil con pago de salario y/o beneficios, con ciertas excepciones, incluyendo la Guardia Nacional, la Reserva de la Guardia Nacional, miembros enlistados de la Guardia Nacional y oficiales retirados del Ejército de Estados Unidos, su Fuerza Aérea, Marina, Cuerpo de Marines y Guardacostas entre muchos otros.

Cuando se determinaron las excepciones en 1876, 1926, 1932 y 1972, la Guardia Estatal de Texas, que fue creada en 1941, no estaba en existencia o se la pasó por alto. La Enmienda 7 permitiría que un oficial civil --un notario público por ejemplo—pueda ser miembro activo de la Guardia Estatal de Texas u otra milicia o fuerza militar del estado y seguir manteniendo su cargo civil.

La Enmienda 8 autorizaría al estado a contribuir dinero, propiedades y otros recursos para el establecimiento, mantenimiento y operación de hospitales para veteranos. Actualmente, Texas tiene nueve hospitales de internación que sirven a 1,700,000 veteranos en el estado.

Aunque estos hospitales están ubicados en diversos puntos del estado, no hay ninguno en el Valle del Río Grande. Como resultado, los veteranos deben hacer un largo y oneroso viaje a San Antonio para tratarse. Esta enmienda permitiría al estado trabajar con organizaciones federales de veteranos para establecer un hospital de veteranos en el área del Valle del Río Grande.

No ha habido oposición a esta enmienda, excepto algunas personas que cuestionaron si realmente se necesita una enmienda constitucional para establecer un hospital.

La semana próxima comentaré las últimas tres de las 11 enmiendas.

arriba