COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Octubre 2, 2009
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Dos propuestas de enmiendas constitucionales

Los 90 delegados a la Convención Constitucional de 1875 estaban decididos a limitar el poder del gobierno estatal de Texas.

Como resultado, la constitución que crearon y que los votantes aprobaron en 1876 era tan restrictiva que ha sido enmendada 456 veces para acomodar los cambios que han ocurrido a medida que Texas pasaba de ser un estado agrario a uno industrializado y urbano. El 3 de noviembre, los tejanos tendrán la oportunidad de enmendar nuevamente nuestra constitución estatal, votando en 11 enmiendas propuestas.

De ahora al día de las elecciones, enfocaré mis columnas semanales en las enmiendas propuestas, dando una breve explicación de cada enmienda y un resumen de comentarios a favor y en contra.

Yo fui promotor en el Senado de la Resolución Conjunta 132 de la Cámara de Representantes, que propone una enmienda constitucional relativa al financiamiento de áreas de contención urbana adyacentes a instalaciones militares.

La Enmienda 1 permitiría a la Legislatura autorizar a una municipalidad o condado a emitir bonos o notas para financiar la adquisición de áreas de contención o espacios abiertos adyacentes a instalaciones militares para prevenir la invasión urbana, o para construir caminos, servicios u otra infraestructura que proteja o promueva la misión de la base militar. La entidad gubernamental podría proponer aumentar los ingresos por impuestos al valor para pagar los bonos o notas.

Aquellos que apoyan esta enmienda creen que las instalaciones militares deben ser protegidas de la invasión comercial y residencial, o la construcción de infraestructura que dificultaría el entrenamiento de tal manera que la instalación militar no podría completar su misión de entrenamiento, resultando en el cierre de la base militar. Asegurar que las instalaciones militares puedan cumplir sus misiones es necesario para la protección de nuestra nación y una buena inversión para comunidades locales y el estado.

Los que se oponen creen que dar a municipalidades y condados la autoridad para emitir bonos con el fin de construir una zona de contención para proteger las instalaciones militares, y proponer aumentos en impuestos a la propiedad para repagar esos bonos, podría aumentar la carga impositiva de los propietarios.

Si esta enmienda constitucional es adoptada, no se podrá emitir notas o bonos hasta que se apruebe una legislación que lo permita durante una futura sesión legislativa.

La Enmienda 2 autorizaría a la Legislatura a permitir que los impuestos al valor de una vivienda habitada por su dueño (homestead) estén basados únicamente en el valor de la propiedad como residencia homestead.

Los que están a favor dicen que de ser aprobada esta enmienda, los propietarios que viven en barrios que están en transición de una categoría residencial a una comercial estarían protegidos de grandes aumentos de tasación basados en el mayor y mejor uso.

Los que se oponen creen que tasar una residencia homestead únicamente por su uso residencial, en vez de por mayor y mejor uso, podría reducir el valor agregado de la las propiedades gravables, reduciendo los ingresos impositivos de gobiernos locales. Cuando el valor gravable de propiedades por estudiante en un distrito escolar se ve reducido, el estado debe proveer fondos extra al distrito bajo las fórmulas de equidad del Programa Fundación Escolar, que ya está demasiado estirado.

La semana que viene, hablaré de enmiendas relativas a la creación de un fondo nacional de universidades de investigación, juntas de igualdad y otros.

arriba