COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Abril 24, 2009
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Los jóvenes de 18 ya no podrían comprar productos del tabaco

Los tejanos menores de 19 años ya no podrían comprar o consumir legalmente cigarrillos u otros productos del tabaco, si la Cámara de Representantes de Texas aprueba una medida aprobada recientemente por el Senado, y si el gobernador la firma.

Actualmente, 18 es la edad legal para consumir productos del tabaco. Aumentar la edad en solo un año podría reducir el número de jóvenes de 18 años que fuman en un 20 por ciento.

Si éste fuera un mundo ideal, nadie se haría adicto al tabaco, que se sabe aumenta el riesgo de enfermedades del corazón, cáncer, enfisema, ataque cerebral y otras enfermedades prevenibles. Como éste no es un mundo ideal, millones de personas son adictas, y su adicción suele comenzar en la adolescencia.

Aunque no podemos prohibirle a los adultos que usen tabaco, creo que deberíamos hacer lo posible para proteger a nuestros niños de un vicio que afectaría negativamente sus vidas y la de sus familias. Por esta razón, soy coautor de la medida SB 1049 del Senador Carlos Uresti.

La SB 1049 aprobada por el Senado de Texas con un voto de 25 a 5, con una ausencia excusada, ha sido enviada a la Cámara de Representantes, que la ha asignado al Comité de Asuntos Estatales. Si la medida es aprobada en comité, aprobada luego en esa cámara y firmada por el gobernador, entraría en vigor el 1º de septiembre de este año.

De hacerse efectiva, todo menor de 19 años que compra o consume productos del tabaco estaría cometiendo un delito menor Clase A y podría ser multado en hasta $500. Los vendedores de productos de tabaco que venden a menores de 19 años estarían cometiendo un delito menor Clase C.

Yo creo que aumentar en un año la edad legal para comprar o consumir productos del tabaco podría afectar significativamente a nuestras escuelas secundarias. La mayoría de los tejanos se gradúan de la secundaria antes de los 19 años; como resultado de la SB 1049, habría menos estudiantes de secundarias que podrían comprar legalmente productos del tabaco. La medida debería no solo reducir el número de jóvenes de 18 años que fuman, sino que afectaría a sus compañeros menores también. Tendrían menos posibilidad de ver y emular a un compañero más grande que fuma. Además, podría dificultar el que adolescentes más jóvenes reciban cigarrillos de compañeros más grandes.

En 2004, un 22 por ciento de los estudiantes de secundaria y más del ocho por ciento de los de escuelas media fumaba cigarrillos. Más del 90 por ciento de los fumadores empezaron a fumar antes de los 21 años. El costo en salud de enfermedades relativas al tabaco es astronómico.

Aunque el ahorro en gastos de salud solo se verá a largo plazo, el costo inmediato en ingresos estatales es alto. La medida SB 1049 tendría el efecto directo de perder ingresos para el Fondo de Recortes de Impuestos a la Propiedad --$12 millones para el bienio 2010-11. Tendremos que recuperar esta pérdida con Fondos de Ingresos Generales, pero creo que un futuro sano para nuestros jóvenes vale el costo inmediato para el estado.

arriba