COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Febrero 27, 2009
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

El paquete de estímulo federal es problemático

El dicho que advierte sobre el no comprar a ojos cerrados tiene siglos; sin embargo, sigue siendo un buen consejo cuando se aplica a la recientemente aprobada medida federal de estímulo económico.

Hay los que creen sinceramente que el Acta Americana de Recuperación y Reinversión (ARRA), más conocida en las noticias como el paquete de estímulo federal, salvará la penosa economía de nuestra nación. Yo creo que nosotros, como legisladores de Texas, deberíamos abrir bien los ojos y examinarlo muy detenidamente antes de decidir si su costo vale la pena, ya que nuestros hijos y nietos podrían tener que pagar durante años si no somos cuidadosos.

El paquete de estímulo supuestamente bombearía cientos de billones de dólares a la economía del país, incluyendo billones para estados cuyas economías están decaídas. Nosotros los tejanos somos afortunados. La Constitución de Texas, que prohíbe gastos con déficit, junto a políticas fiscales serias, han suavizado el golpe de la recesión económica que ha dejado a 44 gobiernos estatales luchando para pagar sus gastos.

Es cierto que hay tejanos que han perdido su trabajo o que están en peligro de perderlo, y tanto grandes como pequeños negocios enfrentan recortes o aún la quiebra.

Aunque debemos actuar para proteger nuestra economía y hacer lo que podamos para ayudar a los tejanos a mantener sus viviendas, no creo que debamos simplemente aceptar los fondos ARRA sin pensarlo dos veces.

No se equivoquen; no existe nada gratuito. El dinero disponible para Texas va a salir de los bolsillos de los tejanos; el de ustedes y el mío, y, posiblemente, el de nuestros hijos y nietos.

Si yo hubiera sido un senador nacional cuando se votó por el estímulo económico, hubiera votado “NO”. Como soy un senador estatal de Texas, creo que es ahora apropiado para mí y para todos los legisladores de Texas examinar cuidadosamente las ramificaciones de la medida de 1,100 páginas, antes de decir “mándenos el dinero”.

El Gobernador Perry ha indicado que después de un examen cuidadoso, él planea aceptar parte del dinero de estímulo, que incluye aproximadamente $17 billones para Texas. Entre hoy y los 120 días que tenemos antes de poner en vigor el dinero de estímulo, los legisladores de Texas revisaremos toda provisión de la medida antes de aceptar sus términos.

Si pareciera que partes de la medida estimularán la economía a corto plazo y la ahogarán a largo plazo, le pediré al gobernador y al vicegobernador no aceptar esos fondos que llevarán al estado a hacerse cargo del financiamiento de esos programas después de dos años.

Yo no creo, sin embargo, que Texas debería dejar que todo el dinero de estímulo se vaya a otros estados. Si vamos a tener que pagar parte del paquete, entonces quiero poder arreglar los puentes en Texas, así como en Massachussets. Quiero que los $5 billones en fondos para Medicaid se usen en Texas así como en Ohio, y quiero que los $4 billones en fondos para la educación pública y superior compren computadoras para las aulas de Texas, así como las de Nevada.

El diablo está en los detalles, y creo que tenemos que examinar todas las partes del acta, incluyendo lo negativo, antes de aceptar enteramente el trato.

arriba