COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Enero 23, 2009
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Poner más garra en las leyes de manutención a niños

Desafortunadamente, los padres sin custodia ordenados por la corte a pagar manutención a sus hijos suelen a menudo desobedecer esas órdenes judiciales.

Desde que fui elegido a la Legislatura de Texas hace más de 20 años, lo más consistente en mis constituyentes ha sido pedir asistencia para cobrar la manutención de sus hijos. La Procuraduría General de Texas ha hecho un progreso excelente en mejorar su proceso de cobro de asistencia a los hijos; sin embargo, siguen habiendo millones de padres sin custodia que se niegan a asumir responsabilidad financiera por sus hijos aún cuando las corte los obliga.

La gran mayoría de padres sin custodia tratan de mil maneras de ocuparse de las necesidades económicas de sus hijos. Aquellos que no lo hacen así, pueden arruinar la vida de sus niños cuando ocultan sus bienes o desaparecen hasta que los hijos llegan a adultos o termina la obligación de pagar.

Para ayudar a asegurar que los padres sin custodia ordenados a pagar manutención a los hijos por la corte cumplan sus responsabilidades es que introduje la medida SB 431.

Si mi proyecto de ley es aprobado, los padres ordenados por la corte a pagar manutención estarían obligados a pagar ésta y todo gasto médico incurrido por el estado a favor del niño. La obligación continuaría hasta que la cifra más intereses se pague totalmente.

El padre obligado a pagar manutención a los hijos no podría entonces dejar de pagar esperando que la orden judicial cumpla su plazo o el niño se convierta en adulto. Ni tampoco podría dejar de pagar al ocultar sus bienes con amigos o familiares para evitar el embargo por falta de pago.

La obligación judicial del padre o madre para con su hijo terminaría solo cuando se pague el total de la deuda, incluyendo intereses, por todo pago de manutención infantil debido y otros servicios proporcionados por el estado.

Una de las provisiones de la medida requeriría a instituciones financiera que reciben el aviso de embargo por manutención infantil develar la cantidad en la cuenta del padre deudor. Además, la institución financiera estaría obligada a develar el último domicilio conocido del deudor, así como toda otra información pertinente.

La institución financiera podría cobrar cargos administrativos a la persona deudora de manutención a los hijos; sin embargo, los cargos no podrían ser deducidos de la cifra pagada por manutención.

Como los intereses de tarjetas de crédito, los de manutención infantil no pagada se acumulan rápidamente. En un par de años, la manutención más intereses podría llegar a los seis dígitos.

En un mundo ideal, los padres no tendrían que recibir órdenes judiciales para hacerse cargo de sus hijos. No pasaría porque los padres amarían a sus hijos y querrían encargarse de su crianza.

Desafortunadamente, nuestro mundo es menos que ideal, por eso medidas como la SB 431 son necesarias para proteger el bienestar económico de los niños.

De aprobarse la SB 431, entraría en vigor en septiembre 2009, y afectaría a los 779,571 individuos que están hoy morosos en el pago de manutención a sus hijos.

arriba