COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Enero 16, 2009
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Texas por encima de partidos políticos

Tanto en su discurso de despedida como en una carta que escribió a la nación a fines de su mandato en 1797, George Washington insistió en que él se oponía a los partidos políticos.

Nuestro primer presidente advirtió que los partidos políticos “transformarían al gobierno: de un grupo de personas interesadas en el futuro de la nación en una chusma de políticos profesionales hambrientos de poder”.

Aunque yo no creo que el Presidente Washington estaba totalmente correcto en su evaluación de los partidos políticos, sí concuerdo con su observación de que “las comunes y continuas malicias del espíritu partidista son suficientes para hacer que el interés y deber de personas sabias sea el desalentarlo y contenerlo”.

No estoy promoviendo el desalentar la membresía partidista, pero sí creo que limitarla a las urnas es una buena política. El beneficio de un partido no debería estar por encima del de Texas o la nación. Con ese fin, he introducido nuevamente, como hice en la pasada sesión legislativa del 2007, una medida que eliminaría el voto de fórmula completa.

La medida SB 317 prohibiría a votantes elegir la lista completa de candidatos de un partido, haciendo una sola marca en la papeleta de votación o tocando un botón. Sin embargo, no eliminaría su capacidad, de quererlo, de ir candidato por candidato y votar así a todos los republicanos o todos los demócratas en la papeleta.

Votar individualmente por cada candidatura en vez de hacerlo una sola vez por la fórmula completa requiere un mayor esfuerzo del votante, pero creo que la mayoría de los tejanos desean elegir a la mejor persona, independientemente de su partido. El Presidente Dwight Eisenhower dijo que “la política debería ser la profesión de medio tiempo de todo ciudadano que desea proteger los derechos y privilegios de la gente libre, y preservar lo que es bueno y fructífero en nuestra herencia nacional”.

Eliminar el voto de fórmula completa alentaría a los votantes a seguir el consejo del Presidente Eisenhower y ser más activos en el proceso electoral, manteniendo en su cargo a candidatos independientemente del partido, y derrotando a funcionarios electos que no han hecho su trabajo, votando en vez por sus oponentes.

En realidad, el voto de fórmula completa es más conveniente y requiere menos esfuerzo, pero la democracia no debería tratarse de conveniencia o voto automático. Aunque la democracia no es la forma más fácil de gobierno, es mucho mejor que todas las otras.

La eliminación del voto por fórmula completa no es un concepto nuevo o inusual. Solo 16 estados siguen permitiendo este tipo de voto, y tres de ellos ponen ciertas limitaciones en él. De hecho, en los 14 años pasados, cinco estados han eliminado el voto de fórmula completa.

Aunque eliminar el voto de fórmula completa podría hacer que algunos leales partidarios y falsos aduladores del bipartidismo se sientan amenazados, los tejanos que creen que debería ser elegido el mejor candidato, independientemente de su afiliación política o la del candidato popular al frente del partido, abogarán enérgicamente por poner a Texas y a nuestro país por encima de partidos políticos.

arriba