COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Octubre 31, 2008
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Estamos en deuda eterna con los veteranos militares

Hace diez años comencé a escribir en este mes esta columna semanal sin partidismos para ayudar a mantener informados a mis constituyentes sobre temas del estado.

Esa primera columna fue un tributo a los hombres y mujeres militares cuyo servicio nos mantiene libres. La publicaron cuatro periódicos del Distrito Senatorial 25.

Muchas cosas han cambiado en estos 10 años. Mi columna aparece ahora regularmente en un número de periódicos, incluyendo algunos fuera del Distrito Senatorial 25, que me han pedido que se las mande por correo electrónico.

En un principio, mandaba la columna por fax todas las semanas. Ahora la distribuyo electrónicamente a medios impresos y electrónicos y a más de 400 personas que me han pedido las agregue a la lista de distribución. También puede ser leída en Internet.

Aunque los años han producido cambios en la columna, una cosa permanece igual. Nuestra nación sigue debiendo su libertad a los hombres y mujeres que han servido o sirven actualmente en el ejército. Espero que usted haga una pausa el 11 de noviembre, Día de los Veteranos, y se una a mí y a millones de otros americanos para rendir honor a los veteranos y miembros activos de nuestra nación, por su servicio y sacrificio.

Hace una década, vivían en Texas 1,570,000 veteranos. Ahora hay 1,700,000 veteranos en Texas. Más de 260,000 viven en condados que están entera o parcialmente en el Distrito Senatorial 25.

Como uno de solo cinco senadores estatales de Texas que ha cumplido servicio militar activo, estoy orgulloso de que un cuarto de millón de veteranos vivan en el distrito que represento en el Senado de Texas.

También estoy orgulloso de que la Legislatura haya aprobado medidas que reflejan la observación de Theodore Roosevelt de que “un hombre que es lo suficientemente bueno como para derramar su sangre por su país, es lo suficientemente bueno para que se le dé un trato justo después”.

Aunque la fuerte presencia militar en Texas es probablemente responsable de que muchos veteranos elijan vivir aquí, yo creo que los programas y beneficios del estado también son responsables de que tantos veteranos decidan llamar a Texas su hogar.

Los programas para veteranos en Texas son supervisados por la Junta de Tierras para Veteranos de Texas y la Comisión de Veteranos de Texas. La Junta de Tierras ayuda a los veteranos a obtener préstamos para comprar tierra, casa o mejorar sus viviendas. Hay información sobre préstamos para veteranos en Internet: www.glo.state.tx.us. En la página, pulse en “Veterans Land Board”.

La Comisión de Veteranos les ayuda en temas de discapacidad, educación y empleo, así como en préstamos de vivienda. Algunos veteranos podrían desconocer que su grado de discapacidad podría haber cambiado con el tiempo.

Las viudas y viudos de veteranos también podrían ignorar que pueden ser candidatas/os a pensiones. Solo alrededor del 14 por ciento de viudos/as con derecho están recibiendo pensiones. Hay información para comunicarse con la Comisión de Veteranos de Texas en la página electrónica www.tvc.state.tx.us. Se puede acceder tanto a la Junta de Tierras como a la Comisión en el teléfono (800) 252-VETS (8387).

Es propicio rendir tributo a los veteranos, no solo el 11 de noviembre sino todo el año. Sin su servicio y sacrificio, tal vez no podríamos ejercer nuestro derecho al voto este 4 de noviembre.

arriba