COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Septiembre 12, 2008
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Asociaciones de propietarios sin autoridad para prohibir carteles políticos

En solo unas semanas, tendremos una de las elecciones presidenciales más históricas de nuestra nación, y están apareciendo carteles de campañas en jardines de toda Texas.

Para algunas asociaciones de propietarios, los carteles políticos son tan bienvenidos como las pestes. Aunque estos carteles no son muy estéticos, son elementos visibles del derecho de los tejanos a expresar su opinión política, y negar ese derecho a los propietarios es ilegal.

Antes de toda elección de partido o general, muchos tejanos se comunican con mi oficina cuando les informan que tienen que quitar un cartel político del frente de su casa porque viola el convenio de su asociación de propietarios.

Próximos al 4 de noviembre, día de las elecciones generales, creo que es momento de revisar el protocolo de carteles de campañas.

En el 2003, la Legislatura aprobó la medida HB 212 que yo promoví en el Senado. Esta medida limita el derecho de municipalidades a regular carteles de tipo político colocados en propiedad privada con permiso del dueño. Aunque la medida fue promulgada en ley, algunas asociaciones de propietarios afirman que sus convenios les permiten prohibir el derecho de tejanos a exhibir carteles políticos.

En el 2005, aprobamos la HB 873. Esta dispone que las asociaciones de propietarios no pueden prohibir a propietarios colocar carteles políticos, afiches, banderas o bandas, excepto si es para proteger la salud o seguridad pública.

El cartel no puede violar leyes locales, estatales o federales –como colocarse en postes telefónicos o árboles en el derecho-de-paso público. No pueden ser más grandes de 36 pies cuadrados, ni más altos de ocho pies, y no pueden tener partes movibles ni iluminación.

El derecho a colocar un cartel político lleva con él la responsabilidad de cumplir con la ley. A veces, trabajadores de campañas demasiado entusiastas colocan carteles en violación de leyes municipales, condales, estatales y/o federales.

El Departamento de Transportación de Texas (TxDOT) advierte a candidatos y trabajadores de campañas que está prohibido colocar carteles de campaña en derechos-de-paso públicos. Esto incluye: árboles, postes de teléfono, señales de tráfico y otros objetos en el derecho-de-paso. Poner un cartel en un derecho-de-paso público es un delito menor Clase C. La multa por violar esta ley es de hasta $500 por cartel.

Es legal colocar carteles de campaña en propiedades privadas con frente a carreteras estatales, si se tiene permiso del dueño. Los carteles en carreteras deben ser de materiales livianos y no más grandes de 50 pies cuadrados o el equivalente a cinco pies de alto y 10 pies de ancho. Todo cartel político debe ser quitado antes de los 10 días posteriores a la elección.

Los candidatos y trabajadores de campaña que tengan preguntas sobre dónde colocar carteles deben comunicarse con la oficina más cercana de TxDOT o dirigirse al portal del departamento: http://www.txdot.gov/services/right_of_way/campaign_signs.htm.

También recuerde que aunque usted podrá no apoyar a los candidatos de su vecino, debe respetar el derecho a diferir.

Expresar una opinión, ya verbalmente o mediante un cartel, es uno de los tantos derechos de los americanos libres.

arriba