COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Mayo 23, 2008
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Se necesitan tejanos como voluntarios de CASA

Las audiencias judiciales en progreso relativas a los menores sacados del Rancho Yearning For Zion (YFZ) cercano a Eldorado resalta nuevamente el problema de los niños que son apartados de sus hogares por sospechas de estar sufriendo abuso o negligencia.

Aunque los niños de YFZ han sido el centro de atención de los medios por más de un mes, existen casi 28,909 niños casi olvidados a cargo del estado que necesitan su ayuda. Estos niños fueron maltratados, o dejados sin alimentos para que se criaran solos y muchas veces puestos a cargo de hermanitos. Son niños que han sido forzados a sufrir situaciones que la mayoría de los adultos nunca enfrentarán.

Estos chicos están viviendo con custodios temporales, o en refugios y hogares de niños. Algunos hasta han dormido en oficinas del estado porque no hay establecimientos disponibles.

No existe mayor responsabilidad para el estado que garantizar la seguridad de los niños indefensos. La custodia temporal (foster parent) es una manera de ayudar a estos niños; sin embargo, no muchos de nosotros podemos o queremos hacernos responsables a tiempo completo de los hijos de otros. Los tejanos que son padres guardianes temporales o adoptivos merecen nuestro eterno agradecimiento.

Si no puede adoptar temporal o definitivamente a un niño, usted podría ayudar a estos chicos convirtiéndose en voluntario de CASA (Defensores Especiales Asignados por la Justicia).

Los voluntarios de CASA son ciudadanos regulares con la extraordinaria función de aportar su tiempo para ayudar a un niño o a hermanitos. Cuando los niños entran al sistema de custodia temporal, los jueces pueden nombrar a un voluntario para que ayude a asegurar que el sistema legal y administrativo no les provoca aún más daños. Los niños que son apartados de sus hogares han sido traicionados por los adultos que debían cuidarlos, así que generalmente son temerosos, desorientados, confundidos y sospechosos de los adultos.

Para ayudar a que estos niños se adapten a su nuevo entorno, los voluntarios de CASA representan los intereses del niño en la corte, la escuela y en reuniones de la agencia, hasta que se cierra su caso o hasta que el niño halla un hogar seguro y permanente. Los voluntarios reciben 30 horas de entrenamiento antes de trabajar con un niño. A diferencia de los trabajadores sociales profesionales, el voluntario trabaja con solo un caso por vez.

Los voluntarios son de origen variado, muchos de ellos son jubilados y abuelos, pero la mayoría de los voluntarios de CASA son trabajadores de tiempo completo.

Los voluntarios tienen que ir a corte cuatro o cinco veces por año. También podría tener que hacerse otro tipo de trabajo, como investigar los antecedentes del niño, visitar al niño y telefonear a gente involucrada en el caso, lo que requiere generalmente alrededor de 15 horas mensuales, incluyendo transporte.

Ser voluntario de CASA no requiere título especial ni experiencia legal. Deben ser mayores de 21 años y tener interés en la salud y bienestar de los niños.

Para más información, visite www.becomeacasa.org. A nivel estatal, CASA solo puede aportar voluntarios para menos de la mitad de los niños en custodia estatal. Los niños maltratados e ignorados necesitan su ayuda. Su vida y la vida de un niño se verán enriquecidas con su servicio.

arriba