COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Noviembre 2, 2007
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Legislación para ayudar a veteranos a retomar su vida civil

El 11 de noviembre, nuestra nación reconocerá una vez más el servicio y sacrificio de los 25 millones de veteranos militares en EEUU.

Más de 1,600,000 de ellos viven en Texas, y, de ese número, más de 247,000 viven en condados ubicados total o parcialmente en el Distrito Senatorial 25.

Como uno de solo cuatro senadores estatales de Texas que ha cumplido servicio militar activo, estoy orgulloso de que la Legislatura de Texas continúe aprobando medidas para beneficio de los hombres y mujeres que han acudido al llamado del servicio militar y retornado a su vida civil.

Durante la sesión legislativa regular de este año, aprobamos la medida SB 1058 –el Programa de Servicios a la Reintegración de Militares.

El Consejo Asesor de Heridas Cerebrales Traumatológicas estima que tanto como un 25 por ciento de los soldados que regresan de la guerra en Irak y Afganistán lo harán a Texas, y muchos de ellos son víctimas de heridas cerebrales traumatológicas.

Muchos de estos veteranos sufren de heridas cerebrales y trastornos por estrés post-traumático. A consecuencia de esto, tienen dificultades para reintegrarse a su vida familiar y laboral.

La SB 1058 ordena al departamento de ayuda militar a crear un programa de derivación para asistir a los soldados que regresan a casa. Además, la medida dispone que el Departamento de Servicios Estatales de Salud y la Comisión de Servicios Sociales compilen un directorio de servicios y otros recursos disponibles a veteranos y sus familias.

También aprobamos la SB 251, permitiendo a vehículos con placa de veteranos discapacitados estacionarse en cualquier lugar de estacionamiento reservado para discapacitados. Antes de la aprobación de la SB 251, las personas con placas de veterano discapacitado que deseaban estacionarse en lugares designados para personas discapacitadas tenían que solicitar y pagar una identificación separada.

Hoy, los miembros activos del Ejército de Estados Unidos y los veteranos que presentaron su solicitud puntualmente ya no tendrán que pagar una tarifa por la licencia para portar armas, sea la original, duplicada, modificada o renovada.

Antes de la aprobación de la HB 233, los militares en servicio activo recibían un descuento del 50 por ciento de la tarifa para licencia de armas original, duplicada, modificada o renovada. Esta provisión se ha extendido a veteranos con baja honorable de más de 365 días, y cancela la tarifa para militares activos y veteranos con baja honorable que solicitan dentro de los 365 días posteriores a dejar el servicio.

La HB 1275 autoriza a veteranos con derecho a privilegios de empleo bajo el Capítulo 657 del Código de Gobierno y que, perjudicados por una decisión laboral, apelan la decisión, a levantar causa de acción contra la entidad pública.

Aunque éstas y otras medidas no pueden compensar a los veteranos por su gran servicio a nuestra nación y a Texas, creo que serán de ayuda en su transición del servicio militar a la vida civil.

arriba