COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Septiembre 21, 2007
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Aburridas (pero importantes) enmiendas a la Constitución de Texas

La Constitución de Estados Unidos, un documento de 6,500 palabras, contiene 27 enmiendas, mientras que la Constitución de Texas, con 93,000 palabras, incluye 440 enmiendas.

Aparentemente, lleva muchas más palabras gobernar Texas que gobernar nuestra nación, y, el 6 de noviembre, ustedes tendrán la oportunidad de agregar aún más palabras a la constitución del estado.

Durante la sesión legislativa regular de este año --Legislatura 80º de Texas--con dos tercios del voto en el Senado de Texas y otros dos tercios en la Cámara de Representantes, se aprobaron 17 resoluciones conjuntas para enmiendas constitucionales. El 12 de mayo, los votantes aprobaron una enmienda para otorgar una reducción del impuesto a la propiedad a los ancianos y discapacitados cuyos impuestos habían sido congelados. La votación preliminar sobre las 16 propuestas de enmiendas restantes comienza el 22 de octubre.

El proceso de enmiendas ha resultado en 200 páginas de una constitución estatal “tan confusa que solo un abogado la entiende”, como observó el humorista gráfico Ben Sargent. Un lenguaje poco claro en las papeletas contribuye a una participación de votantes tradicionalmente baja. La elección para enmiendas constitucionales del 2005, por ejemplo, atrajo sólo al 18 por ciento de los tejanos en edad de votar.

Las propuestas y breves explicaciones de las enmiendas son publicadas en periódicos y expuestas en juzgados condales antes de las elecciones. Las demandas en nuestra vida personal y profesional suelen restarnos tiempo para leer las notificaciones oficiales y/o visitar nuestros juzgados locales. Para ayudar a los votantes a tomar decisiones informadas, y, esperamos, mejorar la participación de electores, esta columna comienza una serie sobre las enmiendas, que incluirá texto, explicación y opiniones opuestas.

La primera enmienda propuesta permitiría continuar la asignación constitucional para edificaciones y otros rubros de capital en la Universidad Angelo State, aún cambiándose la dirección de la universidad.

Este año, la Legislatura 80º aprobó la medida HB 3564, transfiriendo la Universidad Angelo State del sistema Universitario Estatal de Texas al Sistema Universitario Texas Tech. La propuesta enmienda es necesaria para asegurar que las asignaciones constitucionales dispuestas previamente continúen con la transferencia, y los fondos para la universidad fluyan sin interrupción. Aunque no existen argumentos en contra de la propuesta enmienda, sí hubo cierta oposición a la transferencia.

La enmienda dos permitiría la emisión de $500 millones en bonos de obligaciones generales para financiar préstamos universitarios a estudiantes. Además, autorizaría acuerdos pro bonos en relación a los bonos de obligaciones generales emitidos con tal propósito.

Los que la apoyan dicen que los bonos son esenciales para cubrir la creciente demanda de préstamos universitarios, especialmente cuando las matrículas y gastos administrativos continúan aumentando. Los que se oponen arguyen que el estado debería tener cuidado en aumentar su deuda, ya que un inesperado aumento de los préstamos impagos obligaría a que los contribuyentes tengan que cubrir la deuda para poder pagar los bonos.

Hay un análisis completo de cada enmienda en la página del Consejo Legislativo de Texas: http://www.tlc.state.tx.us/.

arriba