COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Septiembre 7, 2007
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Paremos el robo de identidad

El que los tejanos tengan que esperar a que les roben su identidad para poder congelar su crédito tiene tanto sentido como cerrar la puerta del establo después de escaparse el caballo.

Una nueva ley que entra en vigor el 1º de septiembre permite a los consumidores cerrar la puerta del establo antes de que se salga el caballo, o antes de que se les robe la identidad.

La SB 222 es una de las medidas que aprobamos durante la sesión regular de este año para ayudar a los tejanos a combatir el robo de identidad. La medida permite a consumidores obtener el congelamiento de su crédito simplemente para protegerse del robo de identidad.

Previamente, los tejanos no podían congelar su crédito hasta que fueran víctimas del robo de su identidad, porque hacerlo requería una denuncia policial.

Las oficinas de crédito pueden cobrar hasta $10 para congelar el crédito; sin embargo, las víctimas de robo de identidad no tienen que pagar. Bajo provisiones de la SB 222, el crédito permanece congelado hasta que los consumidores piden se levante.

Los consumidores pueden levantar temporalmente el congelamiento si están solicitando préstamos hipotecarios o de otro tipo. Los tejanos también pueden permitir que solo ciertos acreedores revisen sus antecedentes crediticios. Las oficinas de crédito pueden cobrar a consumidores hasta $12 cada vez que levanten el congelamiento.

Para sacar provecho de la nueva ley, los tejanos deben notificar a las tres oficinas de crédito nacionales: Experian, Equifax y TransUnion, por correo certificado e incluir prueba de su identidad en la carta.

Los tejanos que necesitan crédito instantáneo o que usan varias tarjetas de crédito podrían no querer hacer uso de la nueva ley; sin embargo, hay muchos tejanos, especialmente jubilados, que hallarán que poner un congelamiento de seguridad en su crédito les da cierta tranquilidad, en un mundo donde los ladrones de identidad parecen estar siempre más avanzados que los ciudadanos que respetan la ley.

El congelamiento de crédito o de seguridad no es lo mismo que el alerta de fraude. El alerta de fraude permanece en el reporte crediticio por 90 días. Puede ser extendido hasta siete años si la persona es víctima de robo de identidad. Un alerta de fraude es mucho menos restrictivo que un congelamiento de crédito y no previene que negocios revisen los antecedentes crediticios de la persona.

El alerta de fraude solo hace saber a negocios que otorgan crédito que podría existir fraude, como tarjeta de crédito robada, y que se comuniquen con el consumidor antes de extender crédito en su nombre.

Durante la sesión legislativa, también aprobamos la HB 887, que extiende el estatuto de limitaciones para abuso con tarjeta de crédito o débito, o robo de identidad, de tres a siete años.

Además de estas dos medidas, la Legislatura aprobó la HB 2002. Esta requiere a los bancos ofrecer a consumidores la opción de que el banco notifique a los servicios de verificación de cheques que el consumidor ha sido víctima de robo de identidad.

Aunque creo que estas medidas ayudarán a los tejanos a protegerse contra ladrones de identidad y agilizará los esfuerzos para asistir a víctimas de robo de identidad, la primera línea de defensa en la protección de su identidad está en usted, el consumidor.

arriba