COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Agosto 17, 2007
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

La velocidad mata, pero va a costar también

Los conductores de Texas que ponen ‘el pedal hasta el fondo’ podrían estar apurándose para recibir una multa considerable y sin oportunidad de tomar una clase de seguridad de tránsito para librarse de pagarla.

A partir del 1º de septiembre, los conductores que manejan a más de 95 millas por hora no podrán tomar el curso de seguridad de tránsito para que la multa no figure en su récord como conductor. La Legislatura de Texas aprobó la medida HB 586 después de que los motoristas se pasaban aún del límite de 80 millas por hora vigente en áreas remotas del oeste de Texas.

Los conductores también deberían saber que la ley actual no permite tomar la clase de seguridad para librarse de la multa a aquellos que se exceden 25 millas por hora de cualquier límite de velocidad.

La HB 586 es uno de varios estatutos nuevos que entrarán en vigor próximamente y que podrían afectar sus hábitos de conducir, y, en definitiva, su récord como conductor.

Como miembro del Comité Senatorial de Movilidad y Seguridad Patria, yo consideré ésta y otras medidas relativas al tráfico antes de aprobarlas en comité y enviarlas al pleno senatorial.

Actualmente, un conductor con permiso de principiante (learner) está autorizado a operar un vehículo siempre que esté acompañado por una persona de 21 años o más con licencia de conducir; sin embargo, nada prohíbe al acompañante estar dormido, distraído o aún borracho mientras el principiante conduce el vehículo.

Yo fui autor de la SB 153, disponiendo un castigo para el acompañante de un principiante, cuando el primero está dormido, intoxicado o en una actividad que le impida observar y responder a las acciones del conductor.

La HB 84 generó llamadas de conductores ancianos, preocupados por la posibilidad de perder sus licencias, lo que asocian a perder su independencia. Yo entiendo su preocupación; sin embargo, los conductores que ya no ven bien son un peligro para ellos y los demás. Esta medida requiere a los conductores de 85 años o más aprobar un examen de la vista cada dos años, y prohíbe a los conductores de 79 años o más renovar sus licencias electrónicamente.

En el 2003, la Legislatura aprobó una medida para prevenir que los conductores obstruyeran sus placas vehiculares para prevenir que las cámaras policiales registren el número. La Corte de Apelaciones de Texas decidió recientemente que un motorista está en desacato de la ley si cualquier parte de la placa vehicular está oscurecida, resultando en que muchos conductores que de otra manera son legales, son parados y multados.

La SB 369 aclara que un conductor no viola esta ley si el marco de la placa cubre menos de la mitad del nombre del estado y no altera ni oscurece las letras o números de la placa.

Como la HB 586, todas estas medidas entran en vigor el 1º de septiembre, y, contrario a muchos rumores, no aprobamos ninguna medida que limite el uso de celulares ni requiera celulares con auriculares (manos libres) al operar un vehículo, aunque yo creo que deberíamos haberlo hecho.

arriba