COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Julio 27 , 2007
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Reforma de Medicaid: Un programa que afecta a uno de cada nueve tejanos

Alrededor de uno de cada nueve tejanos depende de Medicaid para el seguro médico o su atención prolongada.

El programa de salud financiado conjuntamente a nivel federal y estatal sirve a familias de bajos ingresos, niños no discapacitados, familiares que cuidan a niños dependientes, mujeres embarazadas, los ancianos y cierta gente con discapacidades. En Texas el gobierno federal financia aproximadamente el 61 por ciento del costo del programa Medicaid, el que le cuesta $17.9 billones anuales a los contribuyentes de Texas.

Aunque Medicaid es un programa para tejanos no asegurados, aquellos que tienen seguro médico se ven afectados por aquellos que no lo tienen. Al continuar aumentando los costos de la salud, los legisladores de Texas sabían que tenían que hacer algo para contener los costos de Medicaid y a la vez proveer una necesaria asistencia médica a los tejanos elegibles.

Este año, durante la Sesión Legislativa 80º, aprobamos la SB 10, una medida reformadora que cambia la faz de Medicaid en Texas, enfocándose en la prevención y opciones individuales. La medida también contiene provisiones para un mejor planeamiento, modernización de servicios y reducción del número de no asegurados en el estado.

Me alegra informar que una importante provisión de la SB 10 ordena a la Comisión de Salud y Servicios Sociales crear e implementar un programa piloto bajo el cual los inscriptos en Medicaid reciban incentivos positivos para hacer cambios sanos en su vida. En el programa piloto, la comisión podrá, por ejemplo, expandir los beneficios médicos a aquellos inscriptos en Medicaid que dejan de fumar o pierden peso.

La medicina preventiva debería ayudar a reducir las visitas a salas de emergencia, que es la forma más cara de provisión de servicios. Las visitas inapropiadas a salas de emergencia aumentan significativamente los altos costos de salud.

La SB 10 crea planes individualizados de beneficios, ajustados a las necesidades de salud del individuo. Por ejemplo, las mujeres que pasaron por su período de fertilidad no necesitan un plan que incluya obstetricia; sin embargo, expande el acceso a exámenes y tratamiento de cáncer de pecho y cervical para estas mujeres en Medicaid.

La medida también amplía el esfuerzo por detener el fraude y abuso, y estandariza cómo informan los hospitales sus servicios impagos. Esta provisión es especialmente importante. En el 2005, el Comité de Salud y Servicios Sociales anunció que se recuperaron más de $441 millones como resultado de investigaciones de fraude.

Como podrá imaginarse, toda medida relativa a un programa combinado federal y estatal es larga y contiene mucha jerga legal. Lo fundamental de la medida es básicamente tres cosas:

Comienza un proceso paso-a-paso para reducir el costo de Medicaid. Requiere al estado proveer servicios de manera más efectiva con respecto al costo, tratando de eliminar el abuso del sistema; y alienta a tejanos en Medicaid a hacer opciones de estilo de vida sano, lo que reducirá su dependencia en programas financiados por los contribuyentes y los ayudará a tener vidas más largas y sanas.

arriba