COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Mayo 18, 2007
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Familias de miembros de la Guardia Nacional de Texas que mueren en acción recibirían $250,000

Al conmemorar la nación el Día de los Caídos 2007, cientos de familias de Texas están sufriendo la pérdida de un ser querido caído al luchar en la guerra contra el terror.

De los 3,361 hombres y mujeres que murieron en la Operación Libertad Iraquí, 298 consideraban a Texas su hogar. Otros 24 tejanos murieron luchando en Afganistán. Diez de los que murieron desde que comenzó el conflicto eran miembros de la Guardia Nacional de Texas.

Como los miembros de la Guardia Nacional de Texas son, en el verdadero sentido de la palabra, ciudadanos soldados, sus familias suelen no estar preparadas cuando uno de los suyos muere en acción. Bajo la ley actual, los beneficios por fallecimiento de un miembro de las fuerzas militares del estado que muere durante entrenamiento o deber autorizado es de aproximadamente $21,000.

La medida SB 518, que fue introducida durante la actual Sesión Legislativa 80º, requeriría al estado pagar $250,000 a sobrevivientes elegibles de un individuo, o la porción prorrateada de esa cantidad a sobrevivientes elegibles. Esta medida, que ha sido aprobada por el Senado de Texas y espera acción en la Cámara de Representantes de Texas, se aplica a sobrevivientes elegibles de un miembro de la Guardia Nacional de Texas que murió después del 11 de septiembre del 2001, en deber activo federal o al servir en una operación militar y en deber activo bajo autoridad estatal.

Aunque el dinero no sustituye la pérdida de un ser querido, podría ayudar a facilitar las cargas financieras de las familias, especialmente aquellos con hijos pequeños, como es muchas veces el caso.

En aún otro esfuerzo por ayudar a las familias de los caídos, la HB 3787 eximiría las herencia de personal militar que muere en áreas de combate de las tarifas normalmente asociadas al registro de testamentos u otros servicios de sucesiones.

La HB 3787 ha sido aprobada en la cámara baja y referida al Comité Senatorial de Asuntos de Veteranos e Instalaciones Militares.

Además de brindar cierta medida de ayuda financiera a las familias de soldados caídos, la SB 2398 honraría a sus cónyuges y miembros familiares inmediatos, con una placa vehicular especial.

Actualmente, el Departamento de Movilidad de Texas tiene a disposición una placa vehicular especial “Madre Estrella Dorada” para honrar a las madres de soldados caídos en servicio a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. La HB 2398 expandiría el programa “Madre Estrella Dorada” para que otros miembros de la familia puedan ser reconocidos por la pérdida que sufren. La placa vehicular incluiría las palabras “Cónyuge Estrella Dorada” y “Familia Estrella Dorada”.

Como uno de solo cuatro senadores que ha cumplido deber militar activo, estoy orgulloso de ser el promotor senatorial de la HB 2398.

Texas ha honrado tradicionalmente a sus veteranos militares con beneficios y programas. Tiene sentido que la tradición de honrar a aquellos que han servido en el ejército de EEUU sea expandida para incluir a las familias de los que no regresan.

arriba