COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Abril 5, 2007
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Carreteras de peaje enfrentan obstáculos legislativos

Si la participación pública es señal de una democracia saludable, cuando se habla de carreteras de peaje, nuestro proceso legislativo está, como decimos en Texas, “saludable como un caballo”.

Pocos temas han generado tal número de llamadas, cartas, faxes e emails en mi oficina como los relativos a carreteras de peaje, y pocos han ocasionado objeciones tan apasionadas. Aunque algunos de los que llaman están a favor de las carreteras de peaje, una arrolladora mayoría está en contra.

Aunque podría sorprender a aquellos que están en contra de los peajes, hay tejanos en otras partes del estado que no se oponen; de hecho, algunos querrían que se construyeran más. Como Texas es un estado tan grande, es inevitable tener ideas e intereses encontrados en el proceso legislativo.

Para asegurar que la opinión de los que se oponen a los peajes sea considerada por a Legislatura, soy autor de la propuesta SB 1267. De ser aprobada, la medida pondría una moratoria de dos años a los compromisos del estado con compañías privadas que construyen carreteras de peaje bajo contrato con el estado, y a la venta de carreteras de peaje existentes a entidades privadas.

Las provisiones de la SB 1267, que tiene 24 senadores como coautores, también proponen un estudio completo y detallado de temas de vialidad. Una medida similar, la HB 2772, fue introducida en la Cámara de Representantes.

También se han introducido otras medidas tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes que afectarán las carreteras de peaje, como el prohibir la conversión de caminos estatales en peajes pagos.

Además de estar firmemente opuestos a pagar peaje para conducir por una carretera de Texas, muchos de ustedes se oponen a la práctica rutinaria de usar parte de los fondos del impuesto a la gasolina y otros impuestos relativos a vialidad para otros presupuestos, como los del Departamento de Seguridad Pública (DPS) y la Comisión Histórica de Texas (THC).

Nadie discutiría sobre la importancia de estas dos agencias y el trabajo que realizan; sin embargo, creo que se deben asignar fondos de Ingresos Generales para sus presupuestos. Con ese fin es que creé la SB 1075, que limitaría el uso de fondos del impuesto a la gasolina, así como fondos de cobros por registro de vehículos e impuestos a combustibles y lubricantes, al mantenimiento y construcción de carreteras. Será necesaria una enmienda constitucional para que esta propuesta pueda convertirse en ley.

La SB 1075 no afectaría los impuestos a la gasolina que están hoy asignados a educación. La Constitución de Texas ordena que un cuarto de los ingresos netos del impuesto al combustible sea asignado al Fondo Disponible para Escuelas. El reasignar esos fondos requiere una enmienda constitucional. Yo no espero que los tejanos voten por quitar dinero a la educación, aún para construcción y mantenimiento de carreteras. Esta medida ha sido enviada al Comité de Finanzas, y se presentó una propuesta similar en la cámara baja.

Como miembro del Comité Senatorial de Movilidad y Seguridad Patria, me alegra informar que la SB 1267 fue aprobada por el comité el 4 de abril. Ahora debe ser votada por el pleno del Senado, otra señal de que la democracia representativa está viva y saludable en Texas.

arriba