COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Febrero 2, 2007
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Tres buenísimas medidas para ayudar a las escuelas de Texas

La educación es al gobierno estatal de Texas lo que la defensa nacional es al gobierno federal de Estados Unidos: es el mayor gasto y, muchas veces, el tema más problemático.

Aunque la Legislatura 79º asignó en el 2005 un 39.3 por ciento de $54.8 billones a la educación pública y superior, nos llevó dos sesiones regulares y tres especiales aprobar una medida de reducción del impuesto a la propiedad para las escuelas y una medida de reforma educativa. La medida que aprobamos durante la tercera sesión especial el año pasado aumentó la equidad entre los distritos escolares independientes; sin embargo, todavía hay algunas áreas de inequidad que se están tratado en esta sesión.

Yo agregué mi firma recientemente a una medida del Senador Kel Seliger que mejoraría las fórmulas de financiamiento para distritos escolares de medianas proporciones y ricos en propiedades –como los distritos de Alamo Heights, Dripping Springs, Fredericksburg y Wimberley, todos los que se encuentran parcial o enteramente dentro del Distrito Senatorial 25. Estos y otros 25 distritos escolares independientes están sometidos tanto a la redistribución de fondos como a la exclusión de ajustes de financiamiento a distritos medianos.

Para alguien que no esté relacionado con el financiamiento a la educación, el texto puede sonar como jerga legal legislativa. Lo fundamental, sin embargo, está claro. De recibir los ajustes, Alamo Heights ganaría aproximadamente $600,000, mientras que Dripping Springs, Fredericksburg y Wimberley se beneficiarían con $1 millón o más.

También agregué mi firma a una medida del Senador Tommy Williams para ayudar a 48 distritos escolares independientes a pagar Seguridad Social para algunos o todos sus empleados. Algunos de estos distritos escolares optaron por pagar Seguridad Social hace más de 50 años, y quisieran descontinuar la práctica.

Desafortunadamente, el Acta Enmienda de Seguridad Social de 1983 prohíbe a distritos escolares salirse del sistema, así que estos distritos están atrapados, teniendo que continuar financiando el costo de Seguridad Social. Como resultado, hay menos dólares extras o de ‘enriquecimiento’ disponibles con propósitos educativos para las escuelas que pagan Seguridad Social.

Como la inequidad en el financiamiento de distritos de medianas proporciones, los pagos a Seguridad Social afectan los salarios de maestros y otro personal. Para poner a los distritos escolares que deben pagar Seguridad Social en mayor paridad con los distritos que no pagan, la medida del Senador Williams requeriría que el estado reembolse a los distritos el 50 por ciento del costo, o aproximadamente 30 millones de dólares.

Los distritos escolares independientes de Austin, San Antonio y Fredericksburg, todos en el Distrito Senatorial 25, se beneficiarían con la aprobación de esta medida.

Mientras que estas propuestas podrían beneficiar los salarios de maestros en las escuelas afectadas, la SB 135 que yo propuse mejoraría la capacidad de los empleados de escuelas públicas para comunicarse directamente con los miembros de la junta directiva de su distrito escolar sobre asuntos relativos a la operación del distrito.

Los hombres y mujeres que educan a los más de cuatro millones de estudiantes en escuelas públicas de Texas merecen nuestro apoyo moral y financiero. Estas tres medidas y otras docenas más que serán introducidas ayudarían a Texas a atraer y retener buenos maestros.

arriba