COLUMNA DE OPINION
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Enero 5, 2007
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Medidas pondrían freno a albaceas inescrupulosos y dueños de perros irresponsables

Antes de la apertura de la Legislatura 80º de Texas el 9 de enero, los miembros del Senado y la Cámara de Representantes han presentado ya 640 propuestas de ley.

Los senadores y diputados continuarán introduciendo medidas durante los primeros 60 días de la sesión de 140 días; sin embargo, la mayor parte de propuestas serán introducidas en las primeras semanas.

Además de las nueve medidas que introduje antes del 9 de enero, planeo introducir una medida que haría más difícil que los albaceas o ejecutores de herencias roben o mal administren los bienes que fueron elegidos para administrar. Mi medida requeriría que los albaceas envíen avisos por escrito a cada uno de los herederos mencionados en el testamento, notificándoles que son beneficiarios, y envíen también una copia del testamento para que vean lo que tienen derecho a recibir.

Las actuales leyes de sucesión en Texas no obligan a los albaceas a notificar a los herederos mencionados en el testamento, a menos que el beneficiario sea una organización benéfica. Además, la ley estatal no requiere que los albaceas describan cómo se dividirán los bienes en los juzgados de sucesión.

Los detalles de la medida están creándose todavía, pero incluirá provisiones para proteger a los herederos, para que éstos reciban su justa herencia y de manera puntal.

Otra medida que los abogados del Consejo Legislativo están diseñando bajo mi dirección daría a la Procuraduría General más instrumentos para juzgar a aquellos que cometen fraude contra el estado. Mi medida haría más fácil para el estado juzgar a gente que miente o falsifica documentos para recibir fondos o servicios del estado.

Otra medida que presentaré cumple una promesa que hice a dos hermanas que vinieron a mi oficina de distrito en San Antonio hace más de un año, después que su hermana mayor muriera después de haber sido atacada por seis perros, cuando usaba su cortadora de césped en los predios de su propiedad. Sus dos hermanas me pidieron presentar una legislación que responsabilice a los dueños de perros cuando atacan a una persona.

Como en el condado donde vivía esta mujer no hay una ley que obligue a sujetar los perros con correa, el dueño del perro no tuvo culpabilidad legal por su muerte. Actualmente, los dueños son responsable de la acción de sus perros solo si éstos han atacado o mordido previamente a una persona y han sido designados como “perros peligrosos”.

Yo creo que Texas debería anular esta ley de “un ataque permitido”. Aunque el texto de la medida está todavía en diseño, ésta no se enfocará en una raza específica de perros.

A mí no me importa si el perro es un cocker spaniel o un pit bull; si no es provocado y ataca a alguien, su dueño debe ser considerado responsable.

A lo largo de la sesión, continuaré informándoles sobre las medidas que creo afectarán su vida diaria y la vida de todos los tejanos.

arriba