COLUMNA DE OPINION
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Diciembre 8, 2006
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Permitir buses en los bordes de las calles reduciría la congestión

Como dice la letra de una popular canción infantil en inglés: “las ruedas del autobús ruedan y ruedan por la ciudad”.

Desafortunadamente, la congestión de tráfico, especialmente en áreas metropolitanas, suele parar de un frenazo las ruedas de autobuses y otros vehículos. Para permitir que las ruedas de los buses metropolitanos sigan rodando, estoy presentando una propuesta para consideración de la Legislatura 80º, cuando ésta vuelva a reunirse el 9 de enero del 2007, la que permitiría a buses municipales conducir por el borde de las calles como si fuera un carril.

Actualmente, somos casi 23 millones de tejanos, y más de 15.8 millones tienen licencia de conducir. Imaginen la reducción del congestionamiento que habría durante las horas pico si más conductores tomaran el autobús o colectivo.

El separarnos a los tejanos de nuestros automóviles o camionetas para el diario viaje al trabajo no va a ser fácil; sin embargo, creo que más y más tejanos usarían el transporte público si los llevara a destino más rápidamente que conduciendo su vehículo propio.

Definitivamente entiendo a los tejanos que dicen que si los buses son demorados por la congestión de tráfico lo mismo que los vehículos privados, ¿para qué tomarlos? Si los buses pudieran transitar por los bordes podrían evitar los embotellamientos, lo que ayudaría a que los conductores llegaran a destino puntualmente.

Los pasajeros llegarían a su destino más rápido que si usaran sus vehículos privados. Los bordes, usados como carriles solo para buses, también dejarían más espacio en las calles principales para otros conductores.

La Sección 545.08 del Código de Transporte de Texas no permite conducir en los bordes laterales acondicionados excepto en instancias mencionadas en el código: pasar un vehículo descompuesto, acelerar antes de entrar a un carril principal, desacelerar antes de doblar a la derecha, permitir el paso de otro vehículo o evitar una coalición.

Otros estados han convertido exitosamente los bordes acondicionados como carriles para transporte público. El Departamento de Transporte de Minnesota comenzó un programa de bordes como carriles de transporte en 1992. Para el 2002, más de 150 millas de bordes laterales habían sido convertidas en carriles de transporte. En esos 10 años, no se reportaron heridas graves o fatalidades en buses que conducen en bordes laterales como carriles de transporte, y el índice de accidentes fue menor de tres por año por ruta.

Algunos estados usan los bordes como carriles para buses solo durante horas pico, mientras que otros permiten a los buses usar los bordes solo cuando el límite de velocidad del tráfico en general es menor de 35 millas por hora. Los detalles de la propuesta están en progreso.

Tan mala como es la congestión de tráfico en estos momentos, solo se pondrá peor al aumentar la población hacia los proyectados 36 millones para el 2030. Yo creo que convertir los bordes en carriles de transporte es una manera económica y práctica de aliviar la congestión que hace que los tejanos pierdan un tiempo valioso, derrochen la cara gasolina y contaminen el aire.

Beneficiaría a todos los tejanos, aquellos que manejan sus propios vehículos y aquellos que toman el autobús, cuando las ruedas de éstos ruedan y ruedan por la ciudad.

arriba