COLUMNA DE OPINION
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Noviembre 10, 2006
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

La Legislatura de Texas trabaja todo el año por los veteranos

Aunque es pertinente que se fije un día para rendir honor a los 24.5 millones de americanos, incluyendo 1.7 millón de tejanos, que han servido como militares a Estados Unidos, la Legislatura de Texas trabaja por nuestros veteranos del estado todo el año.

Durante el período entre sesiones legislativas regulares, el Comité Senatorial de Asuntos de Veteranos e Instalaciones Militares está diseñando una legislación para tratar la exención del impuesto a la propiedad dada a veteranos discapacitados.

Actualmente, Texas tiene una cifra fija de exención para veteranos con por lo menos 10 por ciento de discapacidad. La cifra varía entre $5,000 y $20,000, dependiendo de la discapacidad del veterano.

Como el valor de tasación de viviendas ha subido, la cifra de exención fija es ahora más insignificante; por lo tanto, el comité está recomendando aprobar una legislación la próxima primavera para cambiar la manera en que se calcula la exención impositiva del impuesto a la propiedad para veteranos discapacitados.

El comité también está proponiendo un programa piloto para permitir enviar las papeletas de voto a militares activos por correo electrónico. Se fijarían provisiones como el uso de una dirección de email de dominio militar para evitar el fraude, y las papeletas deberían devolverse por correo regular.

El Gobernador Perry y los legisladores de Texas entienden que los veteranos que retornan a la vida civil necesitan contar con seguridad laboral. Con ese fin, el Gob. Perry ha proclamado a noviembre como Mes “Emplee a un Veterano”.

Los veteranos de guerra tienen preferencia de empleo en agencias estatales de Texas, lo mismo que las viudas e hijos de militares caídos en servicio activo. Las agencias estatales dan preferencia a veteranos hasta que llegan al 40 por ciento de empleo de veteranos.

Además, los veteranos tienen derecho al reempleo con su último empleador cuando dejan las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, siempre que la ausencia del veterano no exceda los cuatro años.

Siendo uno de sólo cuatro senadores estatales de Texas que han cumplido servicio activo como militares, estoy orgulloso que la Legislatura tenga un historial de aprobar legislación que ofrece programas concretos y beneficiosos para veteranos. La Sesión Legislativa 79º del 2005 no fue una excepción.

Aprobamos más de dos docenas de medidas para ayudar a veteranos y sus familias, incluyendo la SB 143, de la que soy autor. La SB 143 beneficiará a los miembros de la Guardia Nacional de Texas y a reservistas que han sido llamados a servicio activo.

La ley anterior disponía que los reservistas de las fuerzas armadas debían adherirse a las reglas y regulaciones del Código de Educación de Texas y el Código de Ocupaciones de Texas para renovación de certificados. La SB 143 hace coincidir el plazo para completar las horas requeridas para educación profesional continuada, así como el plazo de renovación de certificación a educadores y licencias profesionales, con el servicio activo de reservistas.

Hay mayor información sobre otros programas para veteranos en el sitio Internet de la Comisión de Veteranos de Texas: www.tvc.state.tx.us.

Los programas de veteranos que la Legislatura comenzó a establecer en 1946, como los que aprobamos el año pasado y los que consideremos al reunirnos en el 2007, son expresiones de la sincera gratitud por el servicio brindado y los sacrificios hechos por nuestros hombres y mujeres militares en nombre de la libertad.

arriba