COLUMNA DE OPINION
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Septiembre 1º, 2006
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Programa basado en incentivos al rendimiento recompensa la excelencia en maestros

Aunque el progreso escolar sigue siendo la mayor recompensa que puede recibir un maestro, algunos docentes de Texas podrían empezar a recibir muy pronto una merecida retribución monetaria por la excelencia de su enseñanza.

En el 2005, el Gobernador Rick Perry creó los Premios a la Excelencia de Educadores. Este programa provee subsidios para crear e implementar un programa de incentivos según rendimiento, para maestros, directores y otro personal de escuelas que tienen un alto porcentaje de estudiantes en desventaja económica.

Durante la sesión especial de este año sobre reforma al financiamiento de la educación pública, la Legislatura de Texas amplió el programa del gobernador, creando el mayor sistema de incentivos a educadores basado en su rendimiento, en los Estados Unidos.

El Subsidio de Excelencia en Educadores de Texas (TEEG) recibirá $100 millones anuales en fondos estatales. La cifra del subsidio para cada escuela varía de $40,000 a $300,000 anuales. En el año escolar 2006-07, 1,163 escuelas de Texas reúnen los requisitos para recibir el subsidio, basado en el porcentaje de estudiantes en desventaja económica inscriptos en la escuela.

Aunque la participación en el programa no es obligatoria, el 98 por ciento de las escuelas elegibles han optado por participar en el programa, incluyendo un número de establecimientos en el Distrito Senatorial 25.

Los fondos para el programa están divididos en dos partes. El 75% del subsidio a una escuela está clasificado como fondos Parte I. Estos fondos deben ser usados para incentivos directos a maestros de tiempo completo, basado en las mejoras en rendimiento escolar y efectividad en la colaboración con otros maestros para mejorar los logros del estudiantado.

El 25% restante, clasificado como fondos Parte II, debe ser usado en incentivos directos a otros empleados escolares, incluyendo directores. Los subsidios pueden ser usados para bonos a maestros en materias con escasez de maestros, programas de mentoría e inducción para maestros, estipendios por participar en programas para después de la escuela, y para atraer y retener maestros eficaces.

La Agencia de Educación de Texas trabajará con las escuelas elegibles para crear criterios de recompensa a la excelencia en maestros, y se reserva el derecho de negociar detalles programáticos.

Aunque solo las escuelas con alto número de estudiantes en desventaja económica son elegibles para el programa TEEG, todas las escuelas serán elegibles para un programa de subsidios a nivel distrito. Este programa, contrario al TEEG, está a un año de su implementación total y no ha recibido nombre oficial todavía.

El programa de subsidios a nivel distrito será financiado con $230 millones en fondos estatales proporcionados por el Fondo de Excelencia en Educadores. Las cifras de subsidios individuales, como los TEEG, variarán según la escuela.

Por lo menos el 60% de la cifra del subsidio a nivel distrito brindado a una escuela debe ser usado para recompensar a los maestros directamente. Los premios a maestros estarán basados en mejoras en los logros estudiantiles. El 40% restante del subsidio a una escuela podría usarse para estipendios a mentores o entrenadores de maestros, para recompensar a maestros certificados en materias con escasez de maestros, o para recompensar a directores de escuelas en base a las mejoras en el progreso estudiantil.

El futuro económico de Texas depende de una población bien educada. Es hora de que recompensemos a aquellos responsables de la educación en jardín, primarias y secundarias, de millones de jóvenes tejanos.

arriba