COLUMNA DE OPINION
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Junio 23, 2006
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

La mejor nación del mundo celebra su cumpleaños el 4 de julio

América celebra otro cumpleaños el 4 de julio.

Como senador estatal, tejano por cuarta generación y patriota americano, yo creo que celebraremos el cumpleaños no solo de la mejor nación del mundo sino de una que perdurará.

Yo creo esto a pesar de las amenazas terroristas, a pesar de los detractores que señalan nuestras deficiencias y a pesar de la historia misma que nos muestra el auge y caída de naciones.

Nosotros los americanos somos un pueblo con determinación, y a pesar de que nos quejamos a menudo por la dirección que está tomando nuestro país y hasta hacemos predicciones sobre su defunción, cuando nos llaman a hacerlo nos mantenemos unidos, como los padres de la patria pretendieron que hagamos. Cuando nuestra nación es amenazada, los americanos responden.

Yo serví a mi país en servicio militar activo por casi tres años en el Ejército de Estados Unidos, así que me hago una idea del sacrificio que pedimos hagan nuestros hombres y mujeres militares y sus familias. Como uno de solo cuatro senadores que ha cumplido servicio militar activo, me place que, durante la reciente sesión especial que se enfocó en la reducción del impuesto a la propiedad y el financiamiento a la educación, la Legislatura de Texas también puso su atención en atender asuntos militares.

Aprobamos una medida que prohíbe las protestas y otro comportamiento disruptivo en funerales y entierros de soldados de Texas. La HB 97 fue aprobada unánimemente tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes, y fue promulgada en ley por el Gobernador Rick Perry el 18 de mayo. Entró en vigor inmediatamente.

Las afligidas familias que velan y entierran a sus queridos hijos, esposos o padres no deberían sufrir el comportamiento cruel y terrible de estos manifestantes. Hay momentos y lugares adecuados para protestar, pero el servicio fúnebre de alguien que murió protegiendo nuestro derecho a protestar no es uno de ellos.

Muchos de ustedes se han comunicado conmigo para expresar su preocupación sobre temas de inmigración. La política de inmigración es responsabilidad del gobierno federal, como es la protección de nuestras fronteras; por lo tanto, deben comunicarse con sus congresistas o senadores nacionales para expresar su opinión.

A los que se preocupan por la seguridad fronteriza les agradará saber que el Gobernador Perry anunció recientemente un plan para ayudar a Texas a cerrar brechas en la seguridad de la frontera ocasionadas por fondos federales inadecuados.

El plan del gobernador incluye una asignación de 20 millones de dólares para expandir la Operación Río Grande --una estrategia integral de seguridad fronteriza iniciada en febrero del 2005. El gobernador pedirá a la Legislatura que autorice otros 100 millones de dólares para seguridad fronteriza, hasta que el gobierno federal pueda incrementar su presencia en la frontera.

Con el permiso de los propietarios, Texas colocará cámaras de vigilancia en tierras privadas que están en rutas usadas por traficantes de drogas e inmigrantes ilegales. Ayudar al gobierno federal a proteger las fronteras de nuestra nación es una manera con la que los tejanos podemos participar en la guerra contra el terror.

El precio de la seguridad es alto, pero también lo es el precio de la libertad. Yo creo que los tejanos están dispuestos a hacer los sacrificios necesarios para asegurar que esta nación continúe siendo la mejor del mundo.

arriba