COLUMNA DE OPINION
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Mayo 12, 2006
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Ley de Colaboración: una opción para resolver disputas en vez de ir a juicio

La Ley de Colaboración es el “nuevo chavo” del barrio en la resolución de disputas, y está probando ser una bienvenida alternativa a los juicios, que son financiera y emocionalmente agotadores.

El concepto de colaboración, en vez de litigar diferencias, fue concebido como manera de ayudar a las partes involucradas en un divorcio a resolver sus diferencias sin recurrir al juzgado. Su éxito como alternativa viable a los juicios por divorcio ha llevado a un mayor uso de este método.

Como resultado, el Vicegobernador David Dewhurst pidió al Comité Senatorial de Jurisprudencia, que yo presido, estudiar el posible uso de la Ley de Colaboración en casos civiles, además de familiares, y la necesidad de nuevas provisiones en el Código de Práctica y Recurso Civil.

La Ley de Colaboración es un proceso voluntario para resolver disputas. Las partes involucradas en la disputa deben comprometerse a trabajar honestamente y de buena fe para resolver sus diferencias; también deben respetar los términos del acuerdo de participación que firmaron junto a sus respectivos abogados. Las partes deben aceptar el proceso para que éste pueda funcionar.

El proceso permite que una disputa sea resuelta mediante acuerdo, sin tener que ir a juicio. La Ley de Colaboración difiere de la mediación en que en ella no participa una tercera parte o parte neutral. Si las partes no logran llegar a un acuerdo, los abogados que las representan deben retirarse, lo que crea un incentivo para resolver la disputa. Ninguno de los abogados --que deben tener entrenamiento en este sistema--podrá continuar con el caso si las partes van a juicio.

Las peticiones al juzgado para resolver un caso llevan tiempo y son onerosas. Además, ésta es una manera muy pública de resolver una disputa, ya que los registros judiciales están abiertos al público. Como abogado activo, veo muchas veces que las partes que demandan y obtienen su día en la corte muchas veces desean haber resuelto la disputa fuera de juzgados. Hay mayor información sobre este proceso en la página Internet del Consejo de Ley de Colaboración de Texas: www.collaborativelaw.us.

La Ley de Colaboración definitivamente no es ideal para todos los casos; sin embargo, es una alternativa que permite a las partes tener mayor control del proceso de acuerdo. Por ejemplo, si una disputa va a juicio o mediación, las fechas de juicio o mediación son determinadas por el juez o mediador. Los acuerdos por Colaboración permiten a las partes involucradas tener voz en cuanto a fechas y mayor control en el costo del proceso.

El Comité de Jurisprudencia determinará si se necesitan mayores lineamientos estatutarios para expandir el proceso de la Ley de Colaboración, de los estrechos confines de cortes familiares a la arena de cortes civiles.

arriba