COLUMNA DE OPINION
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Mayo 5, 2006
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Oficina de Censos de EE.UU. elige al Condado Travis para prueba de conteo

Pareciera que fue ayer cuando la Oficina de Censos de Estados Unidos hizo el último conteo de habitantes, pero, en realidad, han pasado seis años desde el último Día del Censo --el 1º de abril del 2000.

Ahora hay que empezar a prepararse para el Censo del 2010. Como uno de los dos senadores estatales por el Condado Travis, me complace que nuestro condado sea uno de los dos únicos lugares en el país elegido para la prueba de campo del Censo 2006 de la agencia.

Los cuestionarios del censo fueron enviados por correo a 400,000 residentes del Condado Travis en marzo pasado. Desafortunadamente, muchos no vinieron de vuelta. En consecuencia, trabajadores con credenciales de la Oficina de Censos están golpeando las puertas de residentes que no enviaron de regreso los cuestionarios.

La Oficina de Censos necesita más ayudantes temporales. Los trabajadores reciben $14.50 la hora, más el combustible. Sólo se contratan residentes de lugares específicos, porque ellos conocen y entienden su área. Para informarse sobre empleo temporal en la Oficina de Censos de EE.UU., llame gratuitamente al (888) 814-6711.

El Condado Travis fue elegido como lugar de prueba por su creciente y diversa población, variedad de viviendas y reputación como centro tecnológico. El ejemplo del Censo 2006 está poniendo a prueba nuevos métodos para cubrir necesidades idiomáticas y mejorar la exactitud al contar personas en viviendas compartidas.

Uno de los cambios más significativos en la historia del censo está siendo implementado por primera vez en el Condado Travis, al cambiar los trabajadores sus lapiceras y sujetapapeles por computadoras portátiles. Los trabajadores del censo ingresan las respuestas de los censados, las que son enviadas electrónicamente a las centrales de la Oficina de Censos, reduciendo el alto costo del cuestionario en papel y aumentando la productividad.

Contestar el cuestionario del censo es importante, fácil y seguro. Por ley, la Oficina de Censos no puede compartir la información individual recibida, ni siquiera con agencias de bienestar público, Servicios de Inmigración y Naturalización, Servicios de Ingresos Internos (IRS), juzgados, agencias de viviendas, la policía o militares. Si un empleado comparte esta información se enfrenta a cinco años en prisión y multa de $250,000.

Aunque la prueba de censo se enfoca hoy en el Condado Travis, no es demasiado temprano para que todo condado del Distrito Senatorial 25 se empiece a preparar para el Censo del 2010. No me canso de recalcar la importancia de un conteo exacto. El Censo del 2010 determinará la distribución de los ingresos federales de impuestos, así como su representación en el Congreso y la Legislatura.

Decisiones sobre educación, salud, entrenamiento laboral y empresas se basan en la información del censo en cuanto al número de niños, ancianos, desempleados y empleados insuficientemente. Los sistemas de transporte público y futura construcción de carreteras se basan en dónde vive y trabaja la gente.

Por el bien de toda comunidad, condado, distrito y estado, le urjo a funcionarios locales empezar a planificar maneras de ayudar al gobierno federal a contar exactamente la población de Texas. Aunque el 2010 pudiera parecer muy lejano, recuerde que también pareciera que fue ayer que la Oficina de Censos de EE.UU. condujo su Censo 2000.

arriba