COLUMNA DE OPINION
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Abril 13, 2006
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

El crimen no vale la pena, y, en Texas, los criminales pagan

Los crímenes violentos pueden destruir la vida de sus víctimas, dejándolas física y emocionalmente traumatizadas.

Además del trauma físico y emocional, las víctimas deben sobrellevar la carga financiera resultante de ingresos no obtenidos, gastos médicos y el costo de rehabilitación física y mental.

En 1979, la Legislatura de Texas estableció el Programa de Compensación a Víctimas del Crimen (CVCP) para aliviar sus problemas financieros, reembolsándoles ciertos gastos resultantes del crimen.

El dinero de este fondo proviene de gastos y cargos judiciales pagados por los criminales. Cuando el Senador Nacional John Cornyn era el procurador general de Texas, dijo que “el crimen no paga, y, en Texas, los criminales sí lo hacen”.

La División de Compensación a Víctimas del Crimen de la Procuraduría General administra el programa. El año pasado, CVCP distribuyó más de 85 millones de dólares a 17,800 víctimas. Más de 3,000 de ellas viven en el Distrito Senatorial 25, incluyendo 1,541 víctimas en el Condado Bexar, 59 en el Condado Comal, 123 en el Condado Guadalupe, 140 en el Condado Hays, 10 en el Condado Kendall y 1,483 en el Condado Travis.

Las inocentes víctimas del crimen que sufren violencia física y/o daños emocionales significativos pueden recibir compensación. Los dependientes de víctimas también podrían calificar, así como cualquier persona que asista a la víctima o agentes policiales. Los miembros familiares inmediatos, relacionados por sangre o matrimonio, que necesitan tratamiento emocional también podrían ser elegibles.

Se niegan beneficios si la víctima participó o contribuyó con el crimen o se niega a cooperar con las autoridades para resolver el caso.

Las víctimas que solicitan compensación por crímenes ocurridos en Texas deben ser residentes de Estados Unidos. Los residentes de Texas podrían tener acceso a compensación cuando son víctimas de crímenes ocurridos en un estado o país que no tiene un programa de compensación. Las víctimas deben reportar el crimen en un período considerable y llenar una solicitud de compensación dentro de los tres años siguientes a la fecha del crimen.

Los crímenes cubiertos por CVCP incluyen ataques, homicidios, secuestro, robo o abuso sexual. Víctimas de crímenes vehiculares, como aquellos causados por manejar en estado de ebriedad, homicidios, asaltos agravados, homicidios por ebriedad y ataques por ebriedad, también podrían acceder a compensación.

Los beneficios pueden llegas hasta $50,000. Las víctimas con heridas catastróficas podrían recibir $75,000 adicionales en beneficios.

La compensación se extiende para atención médica, tratamiento psicológico, pérdida de ingresos, gastos funerarios, limpieza de la escena del crimen y costo de ropa, ropa de cama u otra propiedad incautada como evidencia y declarada inútil. CVCP es el pagador de última instancia, después del seguro médico, seguro automotor, Medicare, Medicaid o Compensación a los Trabajadores de Texas.

Las víctimas pueden hacer la solicitud llamando gratis al (800) 983-9933. Agencias policiales y oficinas de procuraduría ofrecen información sobre CVCP a las víctimas. También existe información en el sitio Internet www.oag.state.tx.us. Una vez en el sitio, pulse en “Servicios para Víctimas del Crimen”.

El dinero no puede compensar por el trauma que sufren las víctimas del crimen, pero puede pagar por el tratamiento médico y psicológico que les ayudará a recuperarse.

arriba