COLUMNA DE OPINION
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Marzo 31, 2006
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Legislatura de Texas repara el averiado sistema de compensación a trabajadores

Los tejanos prácticos coincidirán en que el opuesto del dicho tejano “Si no está roto, no lo arregles” debería ser “Si está roto, arréglalo”.

Durante la sesión legislativa regular del año pasado, la Legislatura de Texas aprobó la medida SB 5, en un esfuerzo por reparar un sistema de compensación a trabajadores que tanto los trabajadores accidentados, como empleadores y doctores participantes, coinciden en que está averiado. Reparar el sistema implicó más que pegar con goma de mascar y atar las partes rotas con alambre esperando que no se descalabre por otros 16 años, que es el período transcurrido desde que el sistema fue reformado la última vez.

La Legislatura hizo más que componer el sistema: abolimos la vieja Comisión de Compensación a Trabajadores de seis miembros y la reemplazamos con un director que trabaja para el Departamento de Seguros de Texas (TDI). Este director de la Comisión de Compensación a Trabajadores, nombrado por el gobernador, es responsable de establecer normas para el tratamiento del trabajador y su reincorporación laboral, así como de supervisar las operaciones de la División de Compensación a Trabajadores en TDI.

Para asegurar que los trabajadores accidentados sean tratados de manera justa, les otorgamos un aumento del 12 por ciento en las prestaciones semanales y establecimos el Consejo de Empleados Accidentados (OIEC). Este consejo aboga por los trabajadores afectados y les ayuda a resolver sus reclamos.

Una vez que se programa un procedimiento, un mediador asistirá y defenderá al trabajador accidentado durante el proceso de resolución de una disputa. Hay mayor información sobre las funciones de OIEC y los servicios que brinda en la página electrónica www.oiec.state.tx.us, o llamando sin cargo al teléfono (866) 393-6432.

La medida SB 5 también crea una red de salud similar a la de planes de atención médica administrada, que puede negociar precios médicos y determinar qué especialista médico puede servir mejor al trabajador afectado y reincorporarlo a su trabajo más rápidamente. Este sistema de atención administrada no sólo proveerá mejor atención médica al trabajador afectado, sino que controlará los crecientes costos de la salud, ayudando a eliminar reclamos fraudulentos tanto de parte de médicos como de trabajadores.

Por último, la medida crea un programa piloto para ayudar a empleadores que tienen pequeños negocios a modificar o cambiar su equipo para que los trabajadores afectados puedan reincorporarse más rápidamente. El programa reembolsa a empleadores por el costo de cambio o modificación de equipos.

Yo creo que los trabajadores accidentados, empleadores y médicos se beneficiarán con un sistema más justo y eficiente de compensación a trabajadores, que en el año 2004 procesó 117,573 reclamos, incluyendo más de 9,000 en condados del Distrito Senatorial 25. Estos reclamos tuvieron un costo médico promedio de $3,749 un año después del daño o accidente. Este costo y el alto número de reclamos llevan a que Texas tenga el promedio más bajo de reincorporación laboral y el tercer costo más alto en el país.

Cuando el nuevo sistema reduce el costo, da a trabajadores afectados la atención que merecen y mejora sustancialmente la tasa de reincorporación laboral, ahí sabemos que, con la ingenuidad y arduo trabajo de Texas, hemos reparado un sistema averiado.

arriba