COLUMNA DE OPINION
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
Enero 13, 2006
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Hay que pagar un precio por conducir sin cuidado

Aunque el Acta de Responsabilidad de Conductores, que dispone recargos por falta de pago para una variedad de infracciones y delitos de tráfico, entró en vigor el 1º de septiembre del 2003, por las llamadas y cartas que he recibido, veo que muchos tejanos todavía desconocen esta ley o no la tienen en claro.

Desafortunadamente, muchos se enteran de su existencia cuando se les revoca la licencia de conducir por no pagar recargos, que se suman a los costos judiciales y multas por infracciones de tráfico. Los recargos se cobran en base a infracciones en movimiento y en un sistema de puntos.

Los conductores culpables de delitos por manejar en estado de ebriedad (DWI), sin seguro motor, por manejar con licencia suspendida o sin licencia deben pagar recargos por tres años.

El recargo anual por no tener seguro o manejar con licencia revocada o suspendida es de $250. Por licencia de conducir vencida o por nunca haber tenido licencia, el conductor debe pagar $100 anuales. Además, los conductores que no tienen la licencia de conducir en su posesión podrían, según la decisión del policía, ser citados y enfrentarse a un recargo anual de $100.

Aunque no tener seguro automotor o manejar con una licencia no válida se traduce en un total de $750 en recargos por un período de tres años, los recargos por delitos relativos a DWI son aún más caros.

El recargo por delito relativo a DWI es de $1,000 anuales, ó $2,000 si el conductor es hallado con una concentración de alcohol en la sangre de 0.16 o más. La reincidencia relativa a DWI durante un período de tres años aumenta el recargo anual a $1,500.

Los recargos también están basados en puntos asignados a infracciones en movimiento. Se asignan dos puntos por infracción en movimiento en Texas u otro estado. Se adjudican tres puntos por infracción en movimiento que resulta en accidente.

No se adjudican puntos por no respetar el límite de velocidad en menos del 10 por ciento de la velocidad indicada ni por no usar el cinturón de seguridad.

Se cobra recargo cuando el conductor acumula un total de seis puntos o más durante un período de tres años. El conductor debe pagar $100 de recargo por los primeros seis puntos y $25 por cada punto adicional. Se cobrará $100 por cada año que el historial de tres años del conductor refleje un mínimo de seis puntos.

Los conductores que no pagan los recargos podrían perder su licencia.

Los conductores reciben los recargos por correo. El pago puede hacerse en cheque, tarjeta de crédito o pago en oficinas de Western Union, y pueden pagarse en cuotas.

El Departamento de Seguridad Pública fue autorizado a contratar a una compañía para cobrar los recargos. Los gastos de servicio del Bureau de Servicios Municipales incluyen un 4% más, así como $2.50 por cada cuota. También hay un gasto adicional por tarjetas de crédito y transacciones bancarias electrónicas.

Hay mayor información sobre recargos en la página Internet www.txdps.state.tx.us. Pulse en “New Driving Laws”. También puede llamar gratuitamente a la compañía al (800) 688-6882.

Los ingresos recaudados por el Acta de Responsabilidad de Conductores se destinan a centros de traumatología, servicios médicos de emergencia y el Fondo de Movilidad de Texas.

Bajo el Acta de Responsabilidad de Conductores, manejar con cuidado salva vidas y ahorra dólares.

arriba