COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
25 de febrero, 2005
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

El paso del tiempo amenaza destruir parte de la historia de Texas

Los 54 hombres que firmaron la Declaración de Independencia de Texas en Washington-on-the-Brazos el 2 de marzo de 1836 dieron voz oficial a la lucha por la independencia de los tejanos, que terminó triunfalmente unas semanas después, el 21 de abril en San Jacinto.

Aún después de terminado el combate, la lucha continuó por la nueva república. La gente luchó para establecerse en esta frontera, mientras los hombres que eligieron como líderes de su lucha trataban de establecer un gobierno estable.

Aunque los fundadores de nuestro estado no podrían haber previsto la historia que se desplegaría cuando Texas pasó de ser una dificultosa república al gran estado que es hoy, ellos entendían la importancia de preservar los documentos históricos, a tal punto que hicieron una “guerra” por ellos.

En 1841, cuando el presidente de la República de Texas Sam Houston trató de trasladar valiosos documentos gubernamentales fuera de Austin, furiosos residentes de la ciudad protestaron tal acción. Liderados por una mujer, los manifestantes tiraron ocho disparos de cañón a los hombres de Houston, quienes abandonaron rápidamente sus esfuerzos. Esta “Guerra del archivo” aportó otro colorido capítulo a la historia del estado.

La preservación de valiosos documentos históricos nos ayuda a entender el pasado de Texas y a prepararnos para el futuro. Como senador de Texas y tejano de cuarta generación, apoyo rotundamente los esfuerzos de la Oficina de Tierras Públicas de Texas por preservar los mapas y documentos guardados allí desde que se estableció esta entidad, poco después de que Texas ganara su independencia de Méjico.

El impacto de los años y el uso están amenazando la existencia de estos importantísimos documentos. Para preservarlos para futuras generaciones, deben ser conservados por medio de un proceso muy delicado y que consume mucho tiempo.

El Programa de Preservación Histórica de la Oficina de Tierras Públicas guarda mapas y documentos de la distribución de tierras de Texas anteriores a 1836. Esta colección de títulos de tierra originales de España y Méjico son una fuente de información para todo aquel interesado en la historia de Texas entre 1824 y 1836.

Hay otros documentos que ilustran también la historia del programa de tierras públicas en Texas. A diferencia de otros estados del oeste, cuando Texas fue admitida a la Unión en 1845 retuvo el control de sus tierras públicas y las usó para pagar deudas, compensar a veteranos, construir vías de ferrocarril, financiar escuelas públicas y hasta edificar el capitolio estatal.

Para informarse aún más sobre el Programa de Preservación Histórica de la Oficina de Tierras Públicas, admirar su colección de mapas o averiguar cómo se puede contribuir a la preservación de la historia de Texas, visite la página Internet http://www.savetexashistory.org, o llame gratuitamente al (800) 998-4456.

Preservar los mapas y documentos históricos para futuras generaciones es una lucha contra el tiempo. Como Texas, estas reliquias tienen más de 160 años, y, como Texas, su futuro será mejor si todos ayudamos (¡Yo envié mi cheque la semana pasada!)

arriba