COLUMNA DE OPINION
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
29 de diciembre, 2005
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Arrasan los incendios cuando condiciones meteorológicas convierten a Texas en un polvorín

Si la actual tendencia climatológica de temperaturas inusualmente altas, fuertes vientos y poca o ninguna lluvia continúa, Texas podría tener un invierno plagado de incendios forestales.

Las temperaturas del verano pasado y un otoño anormalmente cálido secaron toda humedad en pastos y maleza. Esta vegetación reseca está avivando incendios en toda Texas, la que experimenta la más grave amenaza de incendios en cinco años. Sólo en diciembre, los incendios quemaron más de 10,000 acres.

Para minimizar el riesgo de incendios, muchos secretarios condales del estado están prohibiendo hacer fuegos afuera. Hoy, 156 de los 254 condados de Texas tienen prohibidos los fuegos exteriores, incluyendo todos los condados del Distrito Senatorial 25. La severa amenaza hizo que el Gobernador Perry tomara la excepcional medida de emitir una declaración de desastre a nivel estatal. La declaración del gobernador activó el plan estatal de administración de desastres, que autoriza el despliegue de equipos, materiales y fuerzas que sean necesarias.

Más del 90 por ciento de los incendios de vegetación son causados por personas que queman basura descuidadamente, no apagan totalmente el fuego al acampar, tiran cigarrillos prendidos (en vez de dejar de fumar), usan fuegos artificiales o provocan incendios voluntariamente. Algunos incendios de monte son resultado de rayos y chispas de los trenes, pero la mayoría es resultado de descuido humano. La mitad ocurre en áreas no incorporadas con limitados recursos de bomberos.

Los incendios de vegetación son combatidos usualmente por departamentos de bomberos voluntarios que generalmente pueden contener el fuego con tanques de agua y equipos apagafuegos. Si el incendio amenaza los limitados recursos de un departamento de bomberos voluntarios, el Servicio Forestal de Texas (TFS) está preparado para asistir con equipo pesado, tanques aéreos y excavadoras. De ser necesario, TFS es asistido por el Departamento de Movilidad de Texas, el Departamento de Seguridad Pública de Texas y la Guardia Nacional de Texas.

Lo que Texas necesita es una buena lluvia. Hasta que termine la sequía, usted puede ayudar a prevenir incendios. TFS urge a todos los tejanos cumplir con la prohibición de fuegos exteriores, apagar totalmente el cigarrillo, ser cuidadoso con las chispas al usar afuera equipo de soldar u otra maquinaria, no prender fuegos artificiales y evitar estacionarse o manejar en zonas de monte seco.

Los tejanos que viven en áreas rurales deberían crear una zona de seguridad de 30 pies de ancho alrededor de su casa y limpiarla de toda vegetación reseca y basura. También deberían cortar las ramas muertas de los árboles que se extienden hacia los techos, podar ramas para que estén a no menos de 15 pies sobre el suelo, podar las copas de árboles y mantener los techos y canaletas sin escombros. Si viven en áreas rurales, deberían tener un plan de emergencia para evacuar sus viviendas cuando el incendio no puede controlarse.

Si continúan las condiciones meteorológicas de sequía y viento, las posibilidades de incendio son serias. Como dice la mascota del Servicio Forestal de Estados Unidos, el Oso Smokey: “Sólo usted puede prevenir incendios de bosques” (en nuestra área: incendios de montes).

arriba