COLUMNA DE OPINION
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
19 de agosto, 2005
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

El A-B-C de la reforma a la educación y su financiamiento en Texas

Después de una sesión ordinaria y dos especiales, es obvio que reformar los impuestos de propiedad y la educación pública no es tan simple como el A-B-C.

El financiamiento de escuelas públicas ha desafiado a los legisladores por más de 100 años, y el 2005 definitivamente no es una excepción. Con los estudiantes volviendo a las aulas, este parece ser el momento adecuado para recordar algunos datos sobre las escuelas públicas en Texas.

La mayor porción del presupuesto estatal del 2006-2007 --$36.8 billones—fue asignado a la educación pública. Fondos estatales y federales, y los impuestos locales a la propiedad, son usados para educar a más de 4.300.000 alumnos en escuelas públicas. Con 75,000 nuevos estudiantes por año, Texas tiene la segunda población estudiantil de mayor crecimiento en los Estados Unidos.

Existen 1,041 distritos escolares independientes y 190 escuelas chárter (público-privadas) en Texas, con 289,186 maestros y 15,543 administradores. El número de tejanos empleados en nuestras escuelas públicas aumenta a más de 500,000 cuando se considera el personal profesional de apoyo, asistentes de la educación y personal auxiliar de apoyo.

El año pasado, Texas gastó casi $8,000 por estudiante solo en costos directos.

Los impuestos locales a la propiedad son la fuente principal para financiar las escuelas, y han aumentado a tal punto que los tejanos están pidiendo una reforma de impuestos. Si reducimos los impuestos a la propiedad, ¿de dónde sacamos los fondos reemplazantes para pagar por la educación pública?

Muchos me preguntan: “¿Porqué no se usa todo el dinero de la lotería en las escuelas?” Entre 1992 y 1997, las ganancias de la lotería se depositaban en el Fondo de Ingresos Generales. En los ocho años pasados, sin embargo, como resultado de la legislación que creé junto a la Senadora Jane Nelson, el 100% de las ganancias netas de la lotería se dedica exclusivamente al Fondo Fundación de Escuelas para ser usado por distritos escolares independientes locales.

Aunque el estado obtiene anualmente alrededor de $900 millones, un poco menos de $1 billón, de la lotería, se necesitan muchos billones de dólares por año para pagar la educación pública en este estado.

Aunque deseamos reducir la carga del impuesto local a la propiedad cobrado por distritos escolares, vamos a necesitar varias fuentes de recursos para reemplazar cualquier reducción en los impuestos a la propiedad. Un aumento en los impuestos a cigarrillos, un aumento en impuestos de venta, expansión del impuesto de venta a los servicios y el cierre de varias exenciones en los impuestos a negocios son todas posibles fuentes de recursos, pero hasta ahora nosotros los legisladores no nos hemos puesto de acuerdo en cuáles usar, pero debemos seguir tratando en vez de dejar que la Justicia lo decida.

Así como nuestros niños deben seguir tratando de resolver problemas de matemáticas, los legisladores deberían seguir trabajando hasta resolver el problema de la reforma a la educación y cómo pagamos por ella.

arriba