COLUMNA DE OPINION
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
12 de agosto, 2005
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Legislación trata de mantener la información personal fuera del contenedor de basura

Durante la sesión legislativa regular de este año, los legisladores de Texas continuamos nuestra lucha por proteger a los tejanos de uno de los crímenes de mayor crecimiento en el estado: el robo de identidad.

Con una población de más de 22 millones, no es sorprendente que Texas tenga uno de los índices de robo de identidad más altos del país. Solo el año pasado, 26,454 tejanos denunciaron ser víctimas de robo de identidad, según información de la Comisión Federal de Comercio.

Los ladrones de identidad tienden a enfocarse en los tejanos jóvenes. Más del 35 por ciento de sus víctimas tienen entre 18 y 29 años, y el 27 por ciento entre 30 y 39 años.

Cuando los tejanos maduran, parecen ser menos y menos vulnerables al robo de identidad. Tal vez en esto, los tejanos van en contra del viejo adagio: “Viejo muy pronto, listo muy tarde”.

En el 2003, para ayudar a tejanos de toda edad a protegerse de aquellos que roban su identidad, la Legislatura 78º aprobó media docena de medidas que están ayudando a resguardar su información financiera, al requerir a los negocios tomar ciertas medidas para prevenir el mal uso de la información de tarjetas de crédito.

Desafortunadamente, los ladrones de identidad son ingeniosos; si se les limita un área, recurren a otra.

Este año, pusimos nuestra atención en una práctica conocida como “dumpster diving” (“zambullida en basurero”), donde los ladrones de identidad sacan papeles y documentos conteniendo información de los contenedores de basura. Recientemente en San Antonio, un negocio de almacenaje que cambió de dueños tiró fuera en un pasaje gran cantidad de registros de clientes. Estos documentos podrían haber provisto valiosa información a ladrones de identidad, incluyendo nombres, direcciones, números de licencias de conducir y aún números de seguridad social.

La propuesta HB 698 trata de prevenir que los negocios se deshagan despreocupadamente de papeles que contengan información de identificación. La medida requiere que todo negocio que se deshaga de papeles conteniendo información personal de clientes debe destruir o modificarlos por medio de trituración (shredding) u otros métodos que hagan la información ilegible. Provisiones de la medida, que entra en vigor el 1º de septiembre, permiten a la Procuraduría General cobrar multa por toda infracción.

Los negocios cuyos clientes han sido víctimas de robo de identidad muchas veces se niegan a divulgar nombres, dirección, teléfono u otra información pertinente a la investigación por miedo de que cause mayores riesgos de responsabilidad legal. La medida HB 1379 permitiría a negocios que han perdido por casos de fraude de identidad compartir la información con agencias policiales sin miedo a responsabilidad legal.

Aunque creo que la Legislatura continuará sus esfuerzos para proteger a los tejanos de ladrones que roban su identidad, usted es el guardián más efectivo de su propia información personal.

Les pido triturar o de otra manera destruir todo documento que pueda ser usado por un ladrón de identidad para hacerse pasar por usted.

arriba