COLUMNA DE OPINION
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
15 de julio, 2005
Contacto: Margaret Patterson
(210) 826-7800

Legislación diseñada para frenar el robo de películas en Texas

Los tejanos que quieren escapar de las altas temperaturas y los precios de la gasolina yendo al cine podrían sorprenderse al saber que no todos los espectadores están ahí para disfrutar la película y escapar del calor. El robo de películas en los Estados Unidos es desenfrenado.

En el 2004, la industria cinematográfica perdió alrededor de $3.5 billones a manos de ladrones que usan grabadoras en los cines para crear copias ilegales en DVD, que luego venden a ciertos laboratorios donde son duplicadas, empaquetadas y vendidas en el mercado negro.

Grabar o copiar hoy una película no está penado por la ley, pero lo será después del 1º de septiembre de este año. Durante la sesión ordinaria de la Legislatura 79º, yo introduje, y la Legislatura aprobó, la medida SB 481, que fue firmada y promulgada por el Gobernador Perry.

Mi medida convierte en delito clase A el operar un equipo de grabación no autorizado en un cine, mientras se está proyectando una película. Los delitos clase A están castigados por hasta $4,000 de multa y/o un año de cárcel. Los reincidentes se enfrentarán a cargos criminales.

La medida también permite a los espectadores hacer un “arresto ciudadano” y detener a una persona hasta el arribo de la policía, si él/los ciudadano/s creen de buena fe que la persona estaba copiando la película.

Las nuevas grabadoras, que no son más grandes que un teléfono celular, y hasta podrían ser teléfonos con cámaras, distan mucho de las grandes cámaras que se usaban en un principio, cuando las películas recién llegaban a Texas.

Desde 1910, las compañías productoras de películas empezaron a introducir dólares de otros estados para producir en Texas.

Esos dólares aumentaron dramáticamente durante los noventas, cuando la producción de cine y televisión atrajo más de $2 billones al estado. Después de levantar su industria cinematográfica en los últimos 20 años y obtener reconocimiento internacional como estado ideal donde filmar, Texas está ahora en peligro de perder su industria de cine porque hay otros lugares más favorables donde filmar.

A principios de los noventas, Canadá comenzó a ofrecer incentivos financieros como créditos impositivos a compañías de cine y televisión que filman en Canadá. El éxito del programa canadiense llevó a algunos estados en EE.UU. a ofrecer reembolsos o créditos impositivos basados en el gasto en el estado.

Trece estados, incluyendo Florida, Illinois, Nueva York y Carolina del Norte tienen programas actualmente. Estos estados y California, que tiene legislación pendiente, son los competidores más grandes de Texas para la filmación de películas.

Sin incentivos financieros, Texas tiene grandes desventajas. Para nivelar el campo de juego, la Legislatura aprobó, y el gobernador promulgó, la medida SB 1142, creando un programa de incentivos financieros que permitirá a Texas competir efectivamente con otros estados.

Mantener las cámaras en acción crea empleos para los tejanos, tanto como miembros del equipo de producción como extras. Si vienen más productoras de cine a Texas, en vez de ver a nuestros amigos y vecinos en el cine, podríamos verlos en las películas.

arriba