COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
19 de noviembre, 2004
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Demos las gracias a aquellos que nos protegen y producen nuestros alimentos

En 1863, el Presidente Abraham Lincoln invitó a los ciudadanos de todos los Estados Unidos, y aquellos en tierra extranjera, a festejar el último jueves de noviembre como día de gracias.

Las palabras del Presidente Lincoln son especialmente conmovedoras en este Día de Gracias, cuando tantos de nuestros conciudadanos tejanos están luchando en tierra extranjera por la libertad que tanto amamos.

Al reunirse familias y amigos alrededor de la mesa a compartir la abundante comida, estoy seguro que pensaremos en aquellos que están en peligro y rezaremos por que vuelvan sanos y salvos.

También sé que pensaremos en aquellos cuyo trabajo es responsable por los alimentos que degustamos durante esta fiesta. Los ganaderos y agricultores de Texas están entre los mejores del mundo. Cada uno de ellos produce suficiente comida y fibra para 128 personas.

Aunque el sector agropecuario provee empleo a uno de cada cinco tejanos, es curioso que menos del dos por ciento de la población está dedicada a la diaria faena agrícola y ganadera. Tal vez aún más extraordinario es que el 92 por ciento de las operaciones del agro en Texas son manejadas por individuos o familias, aunque su número está disminuyendo.

Sequías, inundaciones y decrecientes márgenes de ganancia están forzando a muchos agricultores y ganaderos a subdividir y vender toda o parte de sus tierras. Más de 2.200.000 acres de tierra rural pasaron a usos urbanos entre 1982 y 1997.

Texas es primera en el país en pérdida de tierras rurales. El estado está perdiendo sus operaciones agropecuarias pequeñas y medianas a un promedio casi el 30 por ciento mayor que en los previos 10 años.

Esta pérdida de tierra rural amenaza la posición dominante de Texas como productor alimenticio, y en fuentes de agua potable y medioambiente del que depende un sector de vida silvestre y recreación de $10,9 billones. Una organización privada y sin fines de lucro trabaja para preservar la tierra rural de la nación. American Farmland Trust (AFT) tiene más de 40.000 miembros, incluyendo 1.400 en Texas.

AFT proporcionó asistencia técnica a la entonces Fuerza de Tarea de Conservación del Gobernador Bush, recomendando la creación de un programa a nivel estatal para la compra de derechos de desarrollo que serviría como incentivo a la conservación privada y disminuiría la pérdida de tierras rurales.

El Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas (TPW) adoptó recomendaciones que AFT hizo a la Fuerza de Tarea del Gobernador, como parte de su plan estratégico del 2002. El plan puede observarse en la página electrónica de TPW: www.tpwd.state.tx.us./.

La Legislatura de Texas no logró aprobar en el 2003 una medida que hubiera creado el Programa de Adquisición de Derechos de Desarrollo, debido a la preocupación de grupos de propietarios sobre provisiones específicas de la medida.

Encontrar la manera de preservar las tierras rurales de Texas sin comprometer los derechos individuales de propietarios será problemático. Pero yo creo que la Legislatura de Texas puede enfrentar tal desafío, y, al hacerlo, ayudar a asegurar que los alimentos que disfrutamos en futuras fiestas se continuarán produciendo en Texas.

arriba