COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
12 de noviembre, 2004
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

El creciente precio de los seguros médicos aqueja a todos los tejanos

El precio de los seguros médicos es una gran preocupación para el gobierno estatal y los habitantes de Texas.

Muchos de ustedes se han comunicado conmigo por el aumento en las primas de sus seguros médicos, algunas en tanto como el 28 por ciento. Sus pagos por visitas médicas y medicinas también han aumentado al disminuir las compañías de seguros la parte que ellas pagan.

El costo de seguros médicos es un problema que afecta a los sectores público y privado, no solo en Texas sino en todo el país. Algunas compañías grandes han cortado los beneficios de salud a empleados, mientras otras ya no brindan cobertura a sus jubilados.

En el sector público, los empleados estatales han sufrido aumentos en las primas y/o reducción de beneficios, como sufrieron los maestros jubilados. Aún así, a pesar del aumento en las primas, los planes de seguros médicos todavía sufren enormes déficit.

El plan TRS-Care –principal pagador de gastos médicos para maestros jubilados que todavía no califican para el sistema Medicare, sufrió un déficit en sus fondos de $544 millones sobre las cifras asignadas por la Legislatura de Texas para el bienio 2002-2003. La Legislatura asignó $320 millones a TRS-Care para el bienio 2004-2005.

Durante la Sesión Legislativa 78º el año pasado, aprobamos medidas que, creemos, ayudarán a contener los aumentos en las primas de aquellos que tienen seguro médico y proporcionarán seguros médicos asequibles a los más de cuatro millones de tejanos sin seguro.

El Proyecto de Ley Senatorial (SB) 541 –Acta Plan de Opciones al Consumidor en Beneficios de Seguros Médicos de Texas—autoriza a compañías de seguros y organizaciones de salud administrada ofrecer pólizas que permitan a tejanos escoger entre 40 beneficios determinados por el estado en sus pólizas médicas y de accidentes y, omitir aquellos que piensan no necesitarán, como exámenes de oído para recién nacidos o exámenes de próstata.

Otra medida, la SB 10, trata la cobertura médica para empleados de pequeños negocios, permitiendo a pequeños empleadores formar cooperativas grupales para adquirir seguros médicos más baratos.

A pesar de estas medidas --y de una amplia reforma a los juicios que limita la compensación por razones no-económicas en juicios por negligencia médica--las primas de seguros médicos no han disminuido, y el Departamento de Seguros de Texas (TDI) no prevé que bajen de precio. Por el contrario, la agencia anticipa un aumento anual del siete al diez por ciento.

TDI no fija los precios de seguros médicos, ni puede ordenar a una compañía no aumentar sus precios si la compañía presenta pruebas de que está pagando más en reclamos de lo que obtiene en primas.

En el período entre sesiones, varios comités senatoriales están estudiando las ramificaciones de una población que envejece y sus necesidades médicas, así como otros temas relativos a la salud, incluyendo el creciente precio de los seguros.

En tiempos en que una población con mayor número de ancianos y nuevos tratamientos médicos –muchos de los cuales son muy caros—resultan en el aumento del costo de la salud y las primas de seguros, la Legislatura de Texas continuará buscando maneras creativas de alivianar la pesada carga. Yo sigo optimista, pero no preveo una cura milagrosa para la crisis en la salud que está aquejando a los tejanos y al gobierno estatal de Texas.

arriba